Concepto de Arquitectura Contemporánea (Historia)

La arquitectura contemporánea es en términos generales la arquitectura de nuestros días que aplica una amplia gama de estilos de estructuras de reciente construcción y el espacio que están optimizados para su uso actual.

Arquitectura Contemporánea (Historia)

El siglo XIX es su tiempo de formación, la nueva sociedad, la cultura industrial necesitaba dar respuesta a las nuevas necesidades que no iban a ser satisfechas hasta el siglo XX, en esta época se cruzan diferentes tendencias y se muestra un enfrentamiento entre la tradición arquitectónica y las nuevas técnicas, necesidades y materiales que se generaron por la revolución industrial, esto genera la existencia de dos técnicas arquitectónicas que se manifestaran a lo largo del siglo, la arquitectura historicista y la del hierro.

La evolución de la arquitectura del siglo XIX viene marcada por la utilización de nuevos materiales y técnicas de construcción, durante los primeros años de este siglo el neoclasicismo sigue abundando en las capitales europeas, en un afán de recordar antiguas glorias de la construcción en la época clásica, el romanticismo hizo que los arquitectos reanimaran tendencias góticas e islámicas, su desarrollo fue determinante para la evolución de la arquitectura y las artes decorativas. Su desarrollo fue determinante para la evolución de la arquitectura y las artes decorativas, tenía como finalidad separarse de la influencia italiana y renacer con raíces genuinas de los pueblos, este nuevo estilo los arquitectos utilizaron nuevas técnicas constructivas que permiten el uso de materiales como el hierro para levantar los nuevos edificios.

A partir de esto resurge la arquitectura por la necesidad de la expansión de las ciudades, el uso de los ferrocarriles fue un factor elemental en el crecimiento urbano y contribuyo a que las ciudades se volvieran modernas y saliera de sus límites y se extendiera en los territorios cercanos. Esto contribuyó a que las ciudades y el campo cambiaran de aspecto con nuevas formas como viaductos y puentes que terminaron por convertirse en un elemento más del paisaje, este tipo de construcciones fueron las primeras en utilizar los nuevos materiales como el hierro colado o fundido y el cristal que ayuda a incrementar la luminosidad del edificio para resolver los problemas de iluminación adecuada de interiores.

Las nuevas técnicas de construcción y los elementos prefabricados permitieron la construcción de manera masiva y cambiar la cara de las ciudades industrializadas con edificios públicos, galerías, estaciones, bibliotecas, hospitales y mercados, se rompió con el paradigma de la clientela eclesiástica, aristocrática y la corona, los palacios dejaron de ser el prototipo dominante de la arquitectura que había dominado por tantos siglos.

rascacielos

Los ingenieros habían revolucionado la arquitectura desde dos puntos de vista, el primero la utilización de materiales más resistentes como el hierro permitió la construcción de los primeros rascacielos en ciudades como New York y Chicago (unido también a la invención del ascensor) y el segundo que la utilización de materiales no tradicionales en vez de la piedra hizo que los arquitectos se desarraigaran de las antiguas técnicas de orden clásico y se enfocaran en la funcionalidad y comodidad de los nuevos edificios que construían.

Por otro lado este tipo de construcciones fueron de preferencia de ingenieros o de otro tipo de profesionales del área, ya que los arquitectos no lo consideraban arquitectura, ya que este nuevo tipo de materiales no eran de valor para ellos el hierro no reunía los valores estéticos aparte de los funcionales reconocidos por el mundo de la arquitectura.