Concepto de Cinética

La cinética representa una energía que se encuentra en constante movimiento que involucra la fuerza (de fricción, de gravedad, muscular o de resistencia interna), que se precisa para incitar el incremento de un cuerpo que está en una etapa de reposo y ponerlo en movimiento. Por lo tanto, ese movimiento se conservará en la misma orientación y con rapidez firme, salvo que sobre él cargue una fuerza externa. Para que ese cuerpo regrese a la etapa de reposo se requiere una fuerza opuesta o contraria, que debe ser similar a la cantidad de energía cinética que en ese instante posea.

Cinética

Asimismo se comprende que la palabra cinética proviene del vocablo griego kinētikós y tiene diferentes usos. En el campo de la física, se utiliza para apuntar a aquello relacionado al movimiento. Específicamente, se denomina cinética a la especialidad de la física ajustada en el análisis del movimiento, dejando de lado la exposición de las fuerzas que lo causan. La cinética, suele analizar y estudiar el recorrido de un cuerpo en movimiento en función del tiempo.

La velocidad y la aceleración son las dimensiones más usuales con las que trabaja la cinética. Estos datos acceden a la representación de los cambios en la perspectiva del cuerpo a medida que pasa el tiempo. Se cree que la velocidad se automatiza fraccionando el espacio recorrido y el tiempo empleado: si un objeto circuló doscientos kilómetros en dos horas, su celeridad mediana es de 100 kilómetros por hora. Por otra parte, la aceleración se adquiere al fraccionar el cambio de velocidad y el tiempo que se usó.

Es importante mencionar que la cinética se simboliza por medio de la siguiente fórmula Ec= ½ mv². También se mide en Julios (J), la masa en kilogramos (kg) y la velocidad en metros sobre segundos (m/s). Por otra parte, se considera que la cinética se encuentra vinculada a otras concepciones de la física como: energía, fuerza y trabajo. Es fundamental conocer que la energía solo puede llamarse cinética cuando el objeto se coloca en movimiento y al colisionar con otro pueda moverlo ocasionando un trabajo y la fuerza puede representarse como la posibilidad que posee un cuerpo de generar perjuicios a otro.

La cinética puede producirse a partir de otras energías o convertirse en otras representaciones de energías. En el tema de los carros de una montaña rusa consiguen energía cinética cuando se encuentran en el fondo de su recorrido pero esta se convierte en energía viable gravitacional cuando empieza a enaltecerse. Si se plantea otro ejemplo puede ser por medio de la energía cinética que accede los movimientos de los espirales se puede adquirir electricidad o energía hídrica mediante el movimiento del agua. El creador de la cinética fue William Thomson mejor conocido como Lord Kelvin en el año 1849.