Concepto de Dibujos de Proyecto

El dibujo constituye el diseño inicial de cualquier proyecto, al ser utilizado como herramienta de proyección logra su objetiva definición, puede ser representativo y gráfico a la vez. Los dibujos de proyectos poseen varias etapas, desde el boceto que en líneas discretas insinúa la idea práctica y formal de su esbozo, hasta la descripción detallada de la estructura, la cual es trazada con precisión. Este tipo de dibujos son muy necesarios a la hora de graficar los cortes por fachada, ya que permiten el análisis correcto y la elección del sistema de construcción, asimismo la elaboración de perspectivas axonométricas adecuadas.

Dibujos de Proyecto

Durante la lectura objetiva del sitio donde se edificará la construcción, el dibujo permite la visualización de la obra en el lugar donde será construida. Los dibujos de proyecto representan apropiadamente la topografía del paisaje, la vegetación, los factores urbanos, por medio de los cuales se puede determinar la repercusión que tendrá el proyecto. Valiéndose de las representaciones gráficas, el proyectista puede imaginar de qué forma impactará la construcción de la obra dentro del entorno o también le permite adecuarla a los factores existentes. Dentro de los proyectos, es de gran ayuda la utilización de perspectivas e isometrías, con el propósito de observar en tercera dimensión: los espacios vacíos, los entornos cerrados, así como también las entradas de la luz y las sombras inducidas. Esta herramienta gráfica posibilita al mismo tiempo el armado plástico del proyecto, de hecho, en los dibujos de proyectos de construcción es la perspectiva que además de lograr la reacción visual y una representación atractiva, el instrumento gráfico de análisis formal que permite la representación bidimensional y tridimensional capaz de definir con mayor objetividad las características de los materiales.

Durante el proyecto de construcción, se agrupan múltiples herramientas de diseño, como son las anotaciones, los análisis, bosquejos, maquetas, modelos, croquis, esquemas y dibujos en general, para llegar a la edificación definitiva de la obra. Estas herramientas se emplean previamente a la existencia real de la obra y sirven para el “nacimiento” de la misma desde sus inicios hasta el momento de su construcción. Por tanto, los dibujos de proyecto o de ideación se emplean en la fase de diseño inicial y se caracterizan fundamentalmente por su expresividad, su factibilidad y la versatilidad que ofrecen durante el proceso de construcción.

Dentro de los dibujos de proyecto se conoce como “secciones”, a las proyecciones internas de una obra en construcción que se trazan sobre un plano bidimensional, en las que se grafican todas las relaciones verticales de los elementos y se reflejan las composiciones de orden estructural, igualmente los detalles de acabado con sus rotulados, especificaciones y referencias a escala humana, todo ello expresado de forma abstracta dentro del dibujo, en el cual se representan con líneas las perspectivas de alejamiento, a partir de las líneas de corte o sección que se deben indicar en las obras de construcción desde las fundaciones, hasta las cubiertas (tejado-techos). Estas líneas deben representar detalladamente todos los elementos de interés que formarán parte de la obra y se grafican de tal forma que permitan el trazado exacto de lo que se desea proyectar longitudinal o transversalmente, lo cual estará vinculado a las proporciones logradas en la ejecución en planta del proyecto. Es importante destacar que, a través de los cortes se pueden detallar la estructura interna de la obra, observar la longitud de las ventanas, de las puertas, las medidas de los acabados, de los baños y muchos otros elementos o detalles.

Los símbolos que se utilizan en dibujos de proyecto, son principalmente iconos dibujados no lingüísticos (pictogramas), que normalmente tienen mucho parecido con los objetos o elementos reales que proyectan. Con la intención de que no haya confusiones ni equivocaciones, los significados de algunos símbolos y abreviaturas son legalizados y documentados en consecuencia, existen muchas normas que rigen el uso de dichos símbolos en varios lugares del mundo y así, los profesionales, las instituciones, universidades y empresas, puedan interpretar de forma correcta un dibujo determinado.

Los símbolos empleados por la ingeniería civil, son utilizados para representar los diferentes elementos u objetos de las estructuras en sus dibujos. Estos símbolos son muy parecidos a los empleados en el campo de la arquitectura y como ambas ramas se especializan en edificaciones o construcciones de obras, los mismos sólo se diferencian en el sentido de que la arquitectura se encarga principalmente del diseño de la forma y estructura de una edificación mientras que la ingeniería civil se ocupa básicamente de analizar el diseño para establecer por ejemplo, si la estructura proyectada es capaz de soportar las cargas.