Concepto de Ética Aplicada al Derecho

La ética está dentro de la filosofía y trata de las obligaciones y la moral del hombre, es decir, es la ciencia de la conducta humana, esta disciplina tiene como objetivo regir los comportamientos y las funciones de las personas que estén relacionadas con la injusticia, la justicia o la tendencia del bien y el mal. La abogacía es una profesión que debe estar muy ligada a la ética porque los profesionales de esta rama son los defensores de la justicia y las demandas.

Ética Aplicada al Derecho

El derecho tiene la obligación de resolver conflictos que estén relacionados con la ley, debe ser observador minucioso de actos corruptos para hacer cumplir las normas dentro de un Estado. Por lo tanto, la ética va de la mano con la abogacía, los conocimientos jurídicos deben estar basados en reglamentos lícitos para el ejercicio de su oficio.

Un abogado debe tener claro cuáles son los principios de la ética que debe aplicar en su labor, por ningún motivo puede asegurar a su cliente que su caso tendrá éxito para forzarlo a litigar. El profesional de las leyes debe explicar de forma muy clara y precisa cuales son las circunstancias imprevistas que pueden ocurrir si el juez actúa en su contra. De esta manera se aplica la ética en el derecho, la honestidad es una de las características que envuelve a esta conducta moral.

Existe un Código de Ética al cual el abogado debe acoplarse porque es importante y de no hacerlo eso estaría infringiendo contra la moral del abogado. Algunas de las acciones que atentan contra la ética en la abogacía son las siguientes:

  • Soborno: este acto se caracteriza por ser una falta grave de ética en el ejercicio que desempeñe un abogado dentro del ministerio.
  • Corrupción: cuando un abogado actúa contra las leyes jurídicas y morales para beneficios de interés personal está cometiendo un acto de corrupción.
  • Deslealtad: esta acción se da cuando el abogado realiza un arreglo a espaldas de su cliente con su contraparte.

Es importante que los abogados no olviden el valor que tiene la ética en su profesión porque son ellos quienes tienen el deber de cumplir los estatutos que revela la Ley de Abogados, que indica que su deber es defender de manera gratuita a las personas de bajos recursos que acudan a los tribunales.