Concepto de Fisiología de los Animales Domésticos

Los animales domésticos es la clasificación que se le hacen a los animales que obtienen, desarrollan o dejan los aspectos morfológicos, fisiológicos o conductas que se transforman en hereditarios, siendo esto la consecuencia de la amplia relación del animal con el hombre. Animales domésticos son las denominadas mascotas, que son adoptados para convivir con las personas, tales como los gatos, tortugas, roedores, pájaros o perros.

Fisiología de los Animales Domésticos

En un animal, las células, los tejidos, los órganos y los sistemas de órganos trabajan simultáneamente en el propósito de mantener la vida. Cada sistema se ocupa de un grupo determinado de funciones mediante tejidos y órganos especializados. Cuando la organización animal se hace más compleja, aumenta la diversidad de órganos y su dependencia muta, pero las funciones generales son iguales para los animales simples y complejos. La alimentación y la digestión, la circulación y el transporte, el intercambio de gases, la excreción, el movimiento, la medida del medio interno y la reproducción, son comunes en todos los animales.

Casi la totalidad de los animales domésticos son mamíferos, tales como el perro, gato, caballo, la vaca, ovejas y cerdos que son los animales criados en compañía del ser humano. El rasgo más sobresaliente de los mamíferos es la existencia de glándulas secretoras de leche (mamas) en las hembras, lo cual les permite alimentar de sus crías. Los mamíferos tienen pelaje y son homeotermos, es decir, tienen mecanismos complejos para controlar su temperatura corporal. Los medios de órganos de los mamíferos han evolucionado para soportar una vida activa en diversos hábitats. Los órganos de los sentidos, el cerebro y el cerebelo evolucionan de forma que pueden desplegar complejos patrones de comportamiento.

Estructura


El sistema pulmonar de los mamíferos es extenso. La ventilación inspiración y espiración del aire se realiza en virtud de los movimientos del diafragma y de los músculos costales. Los riñones pueden filtrar grandes volúmenes de urea y retener sales, así como agua. La actividad metabólica que desarrollan sus células producen grandes cantidades de desecho.

Sistema Digestivo


Se inicia con la boca, cuya base ósea son las mandíbulas, su tamaño varía según su hábito alimenticio. La lengua está provista de una gran cantidad de papilas gustativas que perciben el sabor del alimento. Los mamíferos mastican los alimentos y lo mezclan con la saliva. En el estómago comienza la digestión de las proteínas mediante la acción del ácido clorhídrico y pepsinógeno.

Sistema Circulatorio


Los mamíferos presentan un sistema circulatorio conformado por dos circuitos independientes. La circulación pulmonar conecta el corazón con los pulmones. La circulación sistemática comunica el corazón con todos los tejidos y órganos del cuerpo. Esta adaptación evita que la sangre oxigenada se mezcle con la sangre escasa en oxígeno. De esta forma, todas las células del cuerpo reciben el oxígeno que requieren para llevar a cabo la respiración celular con la consecuente generación de energía.

Sistema Respiratorio


El metabolismo de los mamíferos es particularmente intenso, esto implica y considerable consumo de oxígeno, por lo tanto un sistema eficiente para el intercambio de gases.

Sistema Excretor


El principal producto de desecho nitrogenado en los animales mamíferos es la urea. A diferenciar del amoníaco, la urea no requiere un volumen importante de agua para ser evacuada. El riñón de los mamíferos tiene un elevado número de unidades funcionales o nefrones. Estos animales requieren consumir grandes cantidades de energía.