Concepto de Geología del Petróleo

La geología del petróleo es una disciplina técnica de la geología que analiza todos los aspectos vinculados con la alineación de yacimientos petrolíferos y su exploración. Los objetivos de esta ciencia es determinar su geometría espacial, la localización de posibles yacimientos y la apreciación de sus reservas potenciales. Asimismo, en la geología del petróleo se conciertan diferentes metodologías o procesos exploratorios para elegir las mejores proporciones o playas para localizar hidrocarburos (gas natural y petróleo).

Geología del Petróleo

El adelanto de la geología del petróleo tuvo lugar esencialmente entre el período de los años 1970 y 1980, cuando las compañías del petróleo establecieron grandes departamentos de geología y consignaron importantes recursos a la investigación. Los especialistas de esta producción contribuyeron a su vez nuevos adelantos a la geología, desplegando, por ejemplo, nuevos tipos de análisis estratigráficos (microfacies, quimioestratigrafía, estratigrafía, entre otros) y geofísicos.

Esta disciplina tiene como trabajo que las rocas almacenadoras tengan buena porosidad y filtración para acceder al acopio y flujo de los fluidos y gases. Por lo tanto, las rocas sello se utilizan de trampas y tienen la especialidad de ser impenetrables y sirven para impedir el paso de los hidrocarburos a otras alineaciones. A su vez, las distribuciones correctas para la reserva del petróleo son los llamados anticlinales, aunque es común localizar reservas en otro tipo de distribuciones como fallas geológicas y en lugares respectivamente planos de en depósitos estratigráficos con distribuciones muy ligeros. Los procesos geofísicos son un instrumento muy importante en la geología del petróleo pues permiten, sin tener que integrarse dentro de la tierra, conocer las pertenencias físicas del subsuelo.

Métodos de explotación y perforación

  • Métodos directos: esta técnica se puede realizar de manera directa a través de la toma de declarantes o núcleos (cores), que son los modelos de roca extraída dentro de la tubería de excavación, en las cuales se pueden realizar medidas directas de las tipologías petrofísicas de la formación.

  • Métodos indirectos: hay técnicas indirectas que pueden llevar a deducir las particularidades de las alineaciones, entre estas técnicas están las investigaciones eléctricas y los experimentos de formación. En las investigaciones eléctricas se encuentra el potencial espontáneo (SP), la resistividad y las investigaciones radioactivas como neutrón, rayos gamma o densidad que suministran valores indirectos de la calidad de roca, saturación y ligereza de fluidos (gas, petróleo o agua) y en lo que respecta a los experimentos de formación, estos son ventajosos para valorar medidas tales como presión de la filtración, formación y daño de la formación, estos son útiles para precisar la producción de un pozo.

La geología del petróleo es una actividad de suma importancia en la sociedad y para el mundo moderno, esta disciplina representa una significativa fuente de energía, el petróleo es un hidrocarburo tan exitoso que se puede decir que difícilmente será sustituido por alguna otra fuente energética, por lo tanto lo convierte en un estudio para muchas especialidades. Por medio de la geología del petróleo se pueden hacer grandes descubrimientos de zonas que estén cubiertas por el hidrocarburo (petróleo), ya que su principal objetivo es buscar los lugares petrolíferos. Por otra parte, la geología del petróleo es solamente un aspecto de la investigación y elaboración del petróleo, dejando a un lado compañías extrañas, la exploración del petróleo en la actualidad implica conjuntos de personas que tienen un extensa calidad de habilidades profesionales, estas destrezas contienen experticias políticas y sociales, que se involucran en la ganancia de permisos de exploración.