Concepto de Ludoterapia

La ludoterapia usa el juego como un medio de comunicación y expresión entre el paciente y el terapeuta; especialmente para combatir problemas de tipo emocional. La ludoterapia ayuda al niño a entender de una mejor forma su comportamiento y solucionar todos los problemas que tenga para adaptarse. El juego que brinda la ludoterapia es fundamental en los niños y adolescentes, este es un medio de exploración del entorno en el cual habita e interactúa con él y lo ayuda a comprender.

Ludoterapia

El objetivo principal de la ludoterapia es buscar que los niños desarrollen sus habilidades físicas, sensoriales y perceptivas, de manera que practiquen sus habilidades y destrezas; sociales, para que puedan relacionarse con otros niños, ya que el juego transmite sensaciones y sentimientos mientras se lleva a cabo; también, cognitivas, debido a que es una fuente de aprendizaje.

La ludoterapia es una herramienta excelente para los niños, sin embargo, puede practicarse en cualquier edad. Por lo tanto, en los adultos mayores el juego suele emplearse para estimular la creatividad, reforzar la memoria y además efectuar a su vez una estimulación sensorial con el propósito de que estos mismos tengan una sensación de bienestar psicofísico.

En el momento en que se práctica la ludoterapia en la estimulación temprana o en los niños con más edad, acelera el sistema nervioso para que los progresos se alcancen. Sin embargo, en los adultos mayores, esta terapia se emplea con el propósito de mejorar sus habilidades, las cuales se van decayendo con el paso de los años de forma progresiva.

El terapeuta dispone de un entorno y a su vez lo manipula para lograr una satisfactoria adaptación de los niños y de los adultos. También, el terapeuta lo que hace es observar las propiedades de todos los juguetes y los adapta de forma apropiada para usarlos en beneficio de cada niño.

La ludoterapia consiste en percibir como surgen los aspectos emocionales, que quizás los individuos pasan por alto, tales trastornos emocionales son el estrés, la ansiedad, baja autoestima y hasta la falta de integración social. Esto es estudiado a través del juego la cual es una herramienta buena para la comunicación en los niños. Expresarse por medio del juego siempre ha sido en los humanos una característica importante, por ello a través de este los niños aprenden del mundo y los adultos vuelven a ser niños para así de alguna manera expresar sus traumas, miedos y frustraciones.

Historia de la Ludoterapia


La ludoterapia tiene su origen en los primeros investigaciones aplicados en el siglo XLX en Psicoanálisis con Sigmund Freud, el cual la utilizaba para aliviar las fobias en alguno de sus paciente. Freud fue el primero que intentó lo que se le llama Psicoterapia infantil. Los juguetes recomendados para esta terapia son: plastilina, tizas, tijeras, muñecos de trapo, materiales de construcción, aviones y barcos, barro, cubos varios e incluso indios y vaqueros, entre otros.

Se debe resaltar, que la Ludoterapia como tal tiene sus inicios en la escuela Humanista y que se centra de manera especial en los niños. Su práctica es sencilla y reconfortante, para los niños y para los profesionales que la practican. Tanto el espacio donde se lleva a cabo la terapia y los juguetes deben ser los adecuados y es recomendable que los juegos y contextos proyecten aspectos que sean difíciles en nuestra vida diaria para poder jugar pero a su vez madurar aprendiendo.