Concepto de Articulaciones

Las articulaciones se encuentran especialmente en las alianzas entre huesos adyacentes. Las mismas, hacen que el esqueleto sea elástico, sin ellas, el movimiento sería inadmisible. Por otra parte, los músculos también son precisos para el movimiento, ya que son las masas de tejido elástico y duro que tiran de los huesos cuando el ser humano se mueve. Asimismo, en conjunto, los huesos, los músculos y las articulaciones (adyacente con los nervios, los ligamentos y los recubrimientos) corresponden al sistema músculo esquelético que permite ejecutar las acciones físicas diarias.

Articulaciones

Por otra parte, articulaciones, son fuertes vínculos dúctiles que acoplan los dientes, el cartílago y los huesos del cuerpo humano entre sí. Para comprender un poco más este tema, es importante explicar que si el esqueleto humano fuera sólo un hueso sólido, el movimiento sería imposible. La naturaleza ha determinado este problema fragmentando el esqueleto en muchos huesos y con la instauración de coyunturas donde los huesos se pegan. Gracias a las articulaciones el ser humano puede realizar las siguientes acciones sentarse, caminar, correr, hablar, entre otros movimientos. Por lo tanto, algunas, como las de las rodillas, trabajan como bisagras de una puerta que ayudan a la una persona a moverse hacia atrás y hacia adelante, otras como las del cuello ayudan a que los huesos puedan voltear la cabeza y otras articulaciones como las del hombro permiten girar los brazos a un nivel de 360 grados.

Resulta oportuno mencionar, que el cuerpo humano tiene 360 articulaciones, 86 articulaciones en el cráneo, 6 en la garganta, 66 articulaciones en el tórax, 76 en la pelvis y en la columna vertebral, 32 en cada una de las extremidades superiores para hacer un total de 64 articulaciones y 31 en cada una de las extremidades inferiores lo que hace un total de 62 articulaciones.

Hecha la observación anterior, hay que mencionar que la parte de la anatomía que se ocupa del estudio de las articulaciones es la artrología. Asimismo, las funciones más significativas de las articulaciones son de componer puntos de alianza entre los mecanismos del esqueleto (huesos, cartílagos y dientes) y proporcionar movimientos automáticos (en el caso de las articulaciones móviles), suministrando flexibilidad y docilidad al cuerpo, permitir el desarrollo del encéfalo, además de ser lugares de ampliación (en el caso de los discos epifisiarios).

Clasificación de las Articulaciones

  • Por su estructura (morfológicamente): los diversos tipos de articulaciones se especifican según el tejido que las acopla en varias clases: fibrosas, cartilaginosas, sinoviales o diartrodias.

  • Por su función (fisiológicamente): en esta categoría el cuerpo humano tiene numerosas tipos de articulaciones, como la sinartrosis (no móvil), anfiartrosis (con movimiento muy limitado, un ejemplo de esto puede ser la columna vertebral y diartrosis (mayor extensión o complejidad de movimiento).