Concepto de Geosfera

Se define con el término de geosfera, a la parte sólida que está en el interior de la Tierra compuesta por rocas, minerales y suelos; los cuales forman círculos concéntricos conocidos como, temperatura corteza, núcleo y manto. Esta estructura de la Tierra, se caracteriza por ser la capa de mayor , presión, densidad, tamaño y espesor, por ser un manto de gran longitud que abarca a casi todo el planeta. Va desde la superficie hasta el centro de la Tierra, cubriendo unos 6.375 Km. aproximadamente.

geosfera

La geosfera, es una de las porciones estructurales del planeta Tierra, que está compuesta fundamentalmente de Hierro (Fe) en un 36%, Oxígeno (O) en 25% y Silicio (Si) en 20%; en la misma se produce las variaciones continuas de la densidad, presión y temperatura en relación directa a la depresión específica y está conformada por un radio aproximado de 6.370 km, en cuyo interior de más o menos 6.750 km, se observan tres capas centrales llamadas:

  • Corteza o litosfera: Área externa y rocosa de la geósfera, que mide entre 65 y 70 km de espesor, zona de hábitat del hombre donde se desarrolla individual y socialmente, muy erosionada por la acción del agua. Se muestra fragmentada en grandes agrupaciones que se trasladan a distintas velocidades, sentidos y direcciones, denominadas placas tectónicas, en sus extremos se dan intensos movimientos volcánicos y sísmicos.
  • Manto: está conformado por rocas semicompactas, agregados de magnesio y también silicio, es la capa principal subterránea
  • Núcleo: Se encuentra constituido por hierro y níquel con un grosor de 2.820 km; el núcleo superficial es líquido, con temperaturas altísimas (5.000 ºC) y presenta cerca de 2.300 km de espesor; el núcleo interno es compacto y tiene un grosor de 1.510 km.

Todas estas capas se encuentran delimitadas por áreas que reciben el nombre de discontinuidades, en las que los sismos cambian su dirección y velocidad. Sobre la parte más profunda de la corteza terrestre o geosfera, se propaga la atmósfera (manto gaseoso que la envuelve) y la biosfera, sitio donde los seres vivos nacen y crecen; mientras la desigualdad de densidad entre las distintas capas, hacen que se aglomeren las de mayor peso en el centro de la Tierra y las de menor peso, en las capas más externas. La geosfera, al ser otro elemento del sistema climático de la Tierra, conforma los suelos , sedimentos y las rocas de tierras, corteza continental y oceánica. La misma cumple una función influyente sobre el clima global, que se altera en las escalas temporales; dichas variaciones del clima que se prolongan por decenas y hasta centenas de millones de años, ocurren por movimientos interiores de la Tierra, que provienen de la geósfera y así mismo las variaciones en la forma de las regiones oceánicas y el diámetro de las cadenas montañosas continentales, que inciden en las transmisiones energéticas de los procesos climáticos. El vulcanismo , aunque es promovido por el ligero desplazamiento de las placas tectónicas, sucede comúnmente en escalas de tiempo relativamente menores; las emisiones volcánicas elevan el dióxido de carbono en la atmósfera, que es removida por la biosfera y ciertamente liberan, enormes cantidades de polvo y aerosoles que perjudican las temperaturas universales de manera importante. Estas actividades describen brevemente cómo la geósfera puede influir en el sistema climático general; por tanto, conocer su estructura y comportamiento, permite entender la formación y el deterioro del relieve, los procesos sísmicos y volcánicos, de igual forma los modelos de minerales que se relacionan con algunos terrenos. Actualmente, los conocimientos que se tienen sobre el interior de la Tierra, se adquieren de manera directa: mediante las erupciones volcánicas, extracciones petroleras, de cavernas y minas; así como de forma indirecta: al registrarse las ondas tectónicas, la gravedad, el magnetismo o la electricidad terrestre, entre otros. Para analizar la estructura y configuración de la geosfera, las técnicas indirectas son muy necesarias, debido a la inaccesibilidad de la misma, por estar a gran profundidad.