Concepto de Sanción Jurídica

Una sanción jurídica, es la disposición que un ordenamiento jurídico cualquiera implementa con el fin de fortalecer la observancia de las normas y según el caso, solucionar los efectos de su infracción, significa desde luego reconocerla como vigente dentro del Derecho y capaz de producir efectos jurídicos. Es un acto necesario para la autenticación de la ley, ya que el texto legislativo todavía no sancionado no es ley, sino un proyecto de ley, que corregirá la transgresión de cualquiera de sus normas.

Sanción Jurídica

En palabras menos técnicas, más generales, se entiende por sanción jurídica al hecho de “castigar, a quien no ha actuado respetando las leyes”. El objeto del ordenamiento jurídico es la de ser eficaz para garantizar la convivencia de los ciudadanos, de una forma pacífica. Para lo cual, debe presidir los métodos necesarios para ratificar y asegurar su cumplimiento, esto lo ejecuta por medio de las sanciones. La sanción jurídica, no es un efecto primario de los preceptos jurídicos, sino un efecto proveniente y secundario. Las regulaciones jurídicas se distinguen por la implementación de obligaciones y la respectiva asignación de derechos. Sólo en la oportunidad de que falle dicha estructura, se aplicaría la sanción. Esta sanción es, pues, un efecto no anhelado, en cuanto sólo puede ser establecida cuando no se evita la vulneración del deber jurídico.

La sanción jurídica presenta ciertos aspectos distintivos que la hacen única con relación a las demás sanciones que pueden imponerse, mediante otras normas legales; morales, sociales, medidas religiosas, reglas de un juego, etc. Así las sanciones jurídicas, se diferencian por su severidad y nivel de legalización. Están socialmente constituidas, cuentan con la probabilidad de demandar el uso de la fuerza y disponen de cuerpos determinados de imposición.

Lo que califica a las sanciones jurídicas, es haber obtenido el grado más alto de institucionalización y esto por la importancia de la seguridad jurídica de todo Estado de Derecho, por el cual es necesario, que el sistema publique todo lo que tiene que ver con la imposición de sanciones, como:

  • Qué es lo que se sanciona: qué clase de actuaciones son objeto de castigo.
  • Cómo se sanciona: qué clase de castigos se disponen.
  • Quién sanciona: los individuos o autoridades habilitadas para imponer los castigos.
  • De qué manera se sanciona: los mecanismos que norman la aplicación de los castigos, así como los recursos que pueden aplicarse.
  • Dónde se puede sancionar: los sitios en los que se realiza el proceso y se dictaminan las sanciones.

Las sanciones pueden ser categorizadas a partir de muchos criterios, uno de ellos es por ejemplo, en base a las distintas especialidades del derecho.

Así es como existen las sanciones penales, administrativas e internacionales. existen las siguientes:

  • Sanciones negativas: son medidas que contrarrestan el incumplimiento de una norma jurídica, a la vez pueden ser retributivas y restauradoras. Entre las retributivas predominan las de carácter penal (delitos o faltas) y las que tienen un sentido administrativo (multas). Las restauradoras son distintivas dentro del Derecho privado, porque hacen referencia al fundamento de compensación e indemnización por un daño causado.

  • Sanciones positivas: son disposiciones que tienden a través de una acción directa a fomentar el desempeño o ejecución de una norma. También pueden ser retributivas o restauradoras. Las retributivas consisten en el establecimiento de gratificaciones o retribuciones, distinciones u honores, las restauradoras serían las compensaciones de cualquier tipo: por trabajos, desempeño, gastos, etc.

Por otra parte, es esencial colocar sobre el tapete la diversidad de sanciones jurídicas, pues no se pueden adaptar a las penas en sentido inflexible. Así, en la sanción estarían implicados también la anulación de los actos, la extinción de los derechos, también la caducidad o aumento de la obligación cumplida, el resarcimiento de daños y perjuicios, el cumplimiento forzoso o la ejecución por sustitución y además por supuesto, la aplicación de la pena.