Concepto de Tiempo

Tiempo es un vocablo procedente del latín “tempus, temporis”, que denota la duración de algo o de una cosa que está sujeta a cambios de estricto orden universal, determina el inicio y el fin de las épocas, períodos, horas, días, semanas, meses, años, siglos, etc. En física, es una magnitud que permite medir ordenadamente un intervalo secuencial de hechos y así determinar momentos de forma exacta.

Tiempo

Mediante la magnitud de medición que ofrece el tiempo, se pueden ordenar los acontecimientos principales que han sido, son o podrán ser significativos en nuestras vidas, refiriéndose a, el ayer, hoy y mañana respectivamente (pasado, presente y futuro).

En la antigüedad, para medir el tiempo se utilizaban mayormente los relojes de Sol (controlaban el movimiento de la tierra y el sol), la hora era tomada de acuerdo al movimiento aparente del astro rey, lo que hoy se conoce como “tiempo verdadero”, desde entonces se dividió el día en 24 horas, cada hora en 60 minutos y cada minuto en 60 segundos. También se ideó el reloj de arena (cuyo origen no es de un todo exacto), el de fuego y de agua o clepsidras.

Las poblaciones que habitaban Egipto, China, México y el Mediterráneo, utilizaron el reloj de sol, por ser más sencillo y práctico; se construía con una vara que se clavaba en el suelo de forma perpendicular, con la intención de lograr una línea paralela con el eje de la tierra. La sombra proyectada de acuerdo a su posición y medida, permitía calcular el paso del día, también el cálculo de duración de los solsticios. El enorme tamaño de los obeliscos egipcios también fue aprovechado como instrumento de medición, siendo estos los relojes públicos de ese entonces.

Cuando se logró medir el tiempo con más precisión, se comprobó que los días se diferenciaban entre sí, lo que encajaba con las leyes de Kepler, dando como origen a la creación del “día medio”, quedando establecido el año en 365 días de duración. En todas las culturas del pasado, se puede encontrar que la tarea de cuantificar el tiempo estaba presente en los calendarios, entre los que pueden distinguirse una precisión bastante aceptable. En la medición del tiempo intervienen la unidad de medida primaria (1 segundo) y el mecanismo del instrumento que mediante su movimiento regular, marque la reproducción de la unidad.

Unidades de tiempo


Son elementos con magnitudes físicas, creadas para medir la extensión o porción de tiempo en los que se suceden una secuencia ordenada de eventos, entre las unidades de tiempo que existen, está el segundo (1 s), que fue establecido como la unidad de medida fundamental o primaria del tiempo. Los sistemas internacionales, cegesimal y técnico de unidades, lo utilizan en el manejo de la duración del día solar, de tal manera que: 60 segundos = 1 minuto, 60 minutos=1 hora, 24 horas =1 día solar (tiempo que tarda la tierra en dar la vuelta completa sobre su eje) y 1 hora=3.600 segundos.

Cuando se descubrió que la tierra tarda 365 días y 6 horas aproximadamente en dar la vuelta completa alrededor del Sol, se estableció que: 1 año = 365 días, 1 año = 12 meses, 1 mes = entre 28 y 31 días, 1 semana = 7 días. Cada cuatro años se agrega un día al año en curso, lo que da como resultado: 1 año bisiesto =366 días.

Otras unidades conocidas mundialmente son: 1 lustro = 5 años, 1 década = 10 años, 1 quinquenio = 15 años, 1 siglo = 100 años, 1 milenio = 1.000 años, 1 era = muchos milenios de años y 1 temporada = 1 año, etc.

Unidades menores a 1 segundo: el decisegundo, el centisegundo, el milisegundo, el microsegundo, el nanosegundo, el picosegundo, el attosegundo y el femtosegundo.

Representación del tiempo: se utilizan los siguientes símbolos, h (hora), min (minuto), y s (segundo). El tiempo exacto se expresa de manera correcta, mediante el uso de dos cifras que indican los valores numéricos de las horas, minutos y segundos; siempre separados de los símbolos que representan a cada unidad, dejando los espacios en blanco que corresponden y respetando el siguiente orden: hora, minuto y segundo. Por ejemplo: 15h 30 min 50s.

Los meses se agrupan en: bimestre, trimestre, cuatrimestre y semestre.

Instrumentos que se utilizan para medir el Tiempo

  • Calendario: regula el transcurso del tiempo, mediante una cuenta numérica sistematizada de los años, meses y días.
  • Reloj: instrumento que mide y monitorea el transcurso del tiempo, a través de un mecanismo con intervalos indicativos, basado en la segmentación de las unidades de medida que lo conforman, hora, minutos y segundos. Adicionalmente puede indicar, el mes, la fecha y el día.
  • Reloj Atómico: su funcionamiento se nutre de la frecuencia de oscilación vibratoria de energía, que toma de los estados normales de los átomos o moléculas, por medio de la cual se alimenta su contador. El mecanismo interno que lo hace funcionar es extremadamente preciso en la medición del tiempo.
  • Datación Radiométrica o Datación Radiactiva: habitualmente usada por los geólogos para determinar la edad concreta de un fósil u objeto de origen natural, se pueden establecer con más exactitud sus edades o tiempos geológicos.