Concepto de Enfermería en Situación de Emergencia

La enfermería en situación de emergencia o desastre puede definirse como la adaptación de los conocimientos de enfermería profesional, las habilidades y la actitud en el reconocimiento y la satisfacción de la enfermería, la salud y las necesidades emocionales de las víctimas de desastres. En el mundo, las enfermeras han estado trabajando en la investigación y práctica de enfermería de desastres, desde el apoyo a los sobrevivientes de las zonas afectadas a la formación del especialista.

Enfermería en Situación de Emergencia

El objetivo general de la enfermería en situación de emergencia o desastres es alcanzar el mejor nivel posible de salud para el pueblo y la comunidad involucrada en el catástrofe o evento que ocasionó la emergencia.

Otros Objetivos de la Enfermería de Desastres

  • Satisfacer las necesidades básicas de supervivencia inmediatas de las poblaciones afectadas por desastres (agua, alimentos, refugio y seguridad).
  • Identificar el potencial para un desastre secundario.
  • Evaluación de los riesgos y los recursos en el medio ambiente.
  • Corregir las desigualdades en el acceso a servicios de salud o los recursos apropiados.
  • Facultar a los sobrevivientes a participar y abogar por su propia salud y bienestar.
  • Respetar la diversidad cultural, lingual, religiosa de las personas y familias para luego aplicar este principio en todas las actividades de promoción de la salud.
  • Promover la más alta calidad alcanzable de vida de los supervivientes.

Principios Básicos de Enfermería Durante en Condiciones de Desastre

  • Evaluación rápida de la situación y de las necesidades de cuidados de enfermería.
  • Triage y la iniciación de medidas de salvamento en primer lugar.
  • El uso seleccionado de intervenciones esenciales de enfermería y la eliminación de las actividades de enfermería que no sean esenciales.
  • Adaptación de los conocimientos de enfermería necesarios en catástrofes y otras situaciones de emergencia. La enfermera debe utilizar la imaginación y el ingenio para hacer frente a la falta de suministros, equipo y personal.
  • Evaluación del medio ambiente y la mitigación o eliminación de los riesgos para la salud.
  • Prevención de la mayor lesión o enfermedad.
  • El liderazgo en la coordinación de triaje de pacientes, cuidado y transporte durante tiempos de crisis.
  • La enseñanza, la supervisión, y la utilización de personal médico auxiliar y voluntarios.
  • Disposición de entendimiento, compasión y apoyo emocional a todas las víctimas y sus familias.

Los efectos sobre la salud de los desastres pueden ser extensa y amplia en su distribución entre las distintas poblaciones. Además de causar enfermedades y lesiones, los desastres interrumpen el acceso a la atención primaria y servicios preventivos. Dependiendo de la naturaleza y la ubicación de la catástrofe, sus efectos sobre la salud a corto y largo plazo de una población pueden ser difíciles de medir.

Los desastres afectan el estado de salud de una comunidad, causando muertes prematuras, enfermedades y lesiones en la comunidad afectada. Los desastres pueden destruir la infraestructura de atención de salud local, por lo tanto, que será incapaz de responder a la emergencia. La interrupción de los servicios de salud de rutina y las iniciativas de prevención puede conducir a consecuencias a largo plazo en los resultados de salud en términos de aumento de la morbilidad y la mortalidad. Los desastres pueden crear desequilibrios ambientales, aumentando el riesgo de enfermedades transmisibles y los riesgos ambientales, pueden afectar el bienestar psicológico, emocional y social de la población en la comunidad afectada. Dependiendo de la naturaleza específica de la catástrofe, las respuestas pueden ir desde el miedo, la ansiedad y la depresión de pánico y terror, los desastres pueden causar escasez de alimentos y causar deficiencias nutricionales graves, pueden generar grandes movimientos de población (refugiados) que crean una carga para otros sistemas de atención de la salud y las comunidades. Las poblaciones desplazadas y las comunidades de acogida están en mayor riesgo de enfermedades transmisibles y las consecuencias para la salud de las condiciones de hacinamiento.