Concepto de Formaciones Socioeconómicas

Las formaciones socioeconómicas son sociedades en determinado grado de desarrollo económico, que se sustentan del sistema social íntegro en el que se desenvuelven y de la influyente superestructura política/jurídica que incide positiva o negativamente en su conciencia social. Como grupo organizado dentro de las relaciones de producción, se fundamenta en las destrezas de sus fuerzas productivas (humanas y materiales). Estas sociedades se originan, funcionan y se fortalecen durante su crecimiento, apegadas a las leyes.

Formaciones Socioeconómicas

Concretamente el concepto de formación socioeconómica o económico-social, procede del marxismo, de donde viene la percepción materialista que la historia facilita como elemento que sirve de clave para entender mejor el desarrollo de las relaciones humanas en el aspecto socioeconómico, en cuanto a la producción, distribución y consumo de bienes materiales. En cada formación actúan leyes de manera general, que las enlaza en un mismo proceso existencial único dentro de la historia de la humanidad, de tal manera que; la forma de producir los bienes materiales, raíz de cada una de las formaciones socioeconómicas, resulta la unidad fundamental de fuerza productiva que lógicamente fomenta las relaciones de producción.

Cualquier formación socioeconómica evidencia su desarrollo al pasar a una etapa más elevada (del capitalismo premonopolista al imperialismo, del socialismo al comunismo). Susceptible a los cambios, las formaciones deben tener la capacidad de resolver los conflictos entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, cuando esto sucede, se les hace imperativo variar el consecuente modo productivo por otro más novedoso, lo que tiende a transformar de manera provechosa la vida de la sociedad en todo sus aspectos. En las formaciones que precedieron al socialismo “antagónicas”, el nuevo modo de producción se abrió paso como resultado de la lucha de clases y de la llamada revolución social dirigida por la clase avanzada. El capitalismo, como la última formación socioeconómica, se dice que se basa en la explotación del hombre por el hombre.

Principales formaciones socioeconómicas: el largo proceso que ha experimentado la humanidad durante su desarrollo social, económico, cultural y político ha dado como resultado la formación de varias comunidades económico-sociales, en las cuales pueden existir problemas que se solucionan mediante la economía de mercado en general, donde interactúan productores y consumidores, se mencionan las siguientes:

  • La comunidad primitiva: dentro de la sociedad humana es la primera forma de organización socioeconómica, débiles eran sus recursos productivos, en ella se crearon las bases para el desarrollo social en progreso. Los productos eran distribuidos de forma igualitaria.

  • La comunidad asiática o tributaria: su actividad se fundamentaba en la producción agrícola, la comunidad subsistían por el cultivo de la tierra, formó una comunidad superior a ella llamada Estado, con características que la definían de manera muy particular.

  • La comunidad esclavista o feudal: formación socioeconómica esclavista, en la que el esclavo constituía su base productiva, asimismo el producto de su trabajo, fue establecida por la fuerza y por el dominio que ejercía un individuo sobre otro. Los instrumentos de madera y piedra fueron sustituidos poco a poco por los metálicos.

  • La comunidad capitalista y socialista: tomó como base de sustento a la propiedad privada, sus medios de producción y libertad del proletariado. En este periodo, el trabajador proletario se ve económicamente obligado a negociar su fuerza de trabajo a través de la venta. En el capitalismo predomina el capital como medio de producción.

  • Mercantilismo: conjunto de políticas económicas que se emplearon durante los siglos XVI y XVII y la primera mitad del XVIII, destacándose a lo largo de toda la edad moderna, predominó la injerencia del Estado en la economía.

  • Fisiocracia: pensamiento económico del siglo XVIII, que aseguraba mediante la existencia de una ley natural, el buen funcionamiento del sistema socioeconómico sin la intervención estatal.

  • Liberalismo económico: teoría desarrollada a finales del siglo XIX y comienzos del XX, formulada por Adam Smith, que demanda la mínima interferencia del Estado en el sistema socioeconómico. Promueve la libertad económica en beneficio de una sociedad más armoniosa e igualitaria y el aumento de la prosperidad. Son sus bases la propiedad privada y el contrato individual.

Patrones de Desarrollo de las Formaciones Socioeconómicas


dentro del espacio cambiante de las formaciones socioeconómicas, aunque internamente siempre sea el mismo; el conjunto de relaciones humanas que dentro de ellas se posiciona como su principal fuerza, tiende a ser el punto más vulnerable y sensible a las variaciones que puedan presentarse. De tal manera, que trabajadas apelando a la conciencia social, que es el contenido principal de la superestructura en la que hacen vida las formaciones, se puede lograr el equilibrio requerido. El hombre es el primer motor (patron) de cualquier formación económico-social, el encargado de la trascendencia del materialismo histórico y de la producción de su propia vida en el amplio sentido material.