Concepto de Teorías Sociales (Montesquieu)

En las teorías sociales de Montesquieu, el pensamiento sociológico se basa en la estructura igualitaria de las relaciones entre los integrantes de la sociedad y en la combinación reconstruida de sus partes, unas en referencia a las otras o de la descripción de esta mediante el pasado y por la historia . Sostiene que un gobierno es un sistema en el cual los hombres viven para la comunidad, en la cual se sienten ciudadanos porque son iguales unos con respecto a los otros.

Montesquieu: teorías sociales

Dos son los aspectos principales a mencionar como aportación fundamental y originaria de Montesquieu, al estudio científico de las sociedades humanas son:

  • Montesquieu desarrolla el trabajo científico de interpretar la realidad social de acuerdo a la técnica analítica que no sólo se apoya en la simple descripción materialista de hechos, sino que procura clasificar la diversidad de datos de la situación colectiva, en una breve cantidad de tipos.

  • Elaboró además la teoría de la división de poderes en su libro “Del Espíritu de las Leyes”, donde se habla de la separación de funciones o autonomía de facultades, puesto que el poder es exclusivo e indivisible y pertenece natural y principalmente al propietario de la soberanía (la patria o el pueblo), por lo que resulta imposible separarlo para su ejercicio.

  • Pretende dar una resolución sociológica a la aparente diversidad de los hechos sociales, bajo la premisa de que existe un orden o fundamento en estos eventos, susceptible de una deducción razonable. A Montesquieu se le califica como uno de los pioneros del liberalismo .

Las teorías sociales de este escritor jurista, sostienen que para conocer bien a un hombre antes del establecimiento de las sociedades, hay que entender las leyes de la naturaleza. En su estado natural, el hombre tiene la capacidad de aprender y conocer, por lo tanto sus primeras ideas no son reflexivas, piensa primero que todo en la subsistencia, en consecuencia un hombre así, sólo está consciente de su fragilidad y su introversión ante un mundo ignorado por él.

En estas circunstancias cada quien se sentiría inferior a los otros o idéntico, de manera que nadie tendría motivos para agredir a los demás y es de esta forma como la paz se transformaría en la primera ley natural, la debilidad del hombre abriría paso a sus prioridades y en ese sentido surgiría otra norma innata. El miedo, el bienestar, la persuación , el conocimiento, constituyen la tercera regla y el deseo de vivir en sociedad sería el cuarto decreto lógico.

En cuanto los hombres forman parte de la sociedad, pierden la sensación de su fragilidad; concluye la igualdad que existía entre ellos y se inicia la lucha:

  • El poderío que cada sociedad produce, conlleva a una situación de choque de nación a nación.
  • La fortaleza que experimentan las personas pertenecientes a una sociedad al intentar que los beneficios de dicha comunidad los favorezcan, trae consigo una condición de guerra interna.

Estas dos clases de estado de disputas, le dan forma a las regulaciones entre los hombres, integrantes de cualquier sociedad en las cuales, es necesario que existan leyes en las relaciones que los sostienen y provienen del Derecho de gentes. Al convivir en sociedad, se tienen normas que regulan el vínculo entre gobernantes y gobernados, se le llama Derecho Político. También existen los preceptos que se aplican en las relaciones entre ciudadanos que proceden del Derecho Civil . Por otro lado, una comunidad no podría subsistir sin un gobierno y la unión de todas sus fuerzas particulares, constituye lo que se conoce como Estado Político, que contiene tres clases de poderes:

  • El legislativo: el consorte o los magistrados elaboran las leyes para cierta época o para siempre y perfeccionan o revocan las que están vigentes.
  • El ejecutivo: se encarga de hacer la paz o la guerra, delega, envía y recibe embajadores, garantiza la seguridad y previene las invasiones.
  • El judicial: condena los crímenes o decide los pleitos de particulares.