Concepto de Sociología Comprensiva

La sociología comprensiva, también conocida como la teoría sociológica de Max Weber, es la ciencia que intenta comprender e interpretar la acción social, para justificar debidamente en su desarrollo y efectos, entendiendo por acción a la conducta humana, que la persona o personas pueden asociar dándole un sentido propio. Combina el incidente de que la sociología es comúnmente una disciplina práctica y además subjetiva, que su vez se puede explicar vinculando los patrones del comportamiento humano y personal ante la sociedad.

Sociología Comprensiva

La tesis comprensiva, es una de las corrientes filosóficas, cuyo planteamiento central se fundamenta en el estudio de la sociedad, según la interpretación del comportamiento individual y la acción social que efectúan las personas que la constituyen, para concebir y explicar sus motivos y alcances. Su representante más sobresaliente es Max Weber (1864-1920), economista y sociólogo alemán, conocido por su exégesis de la política, el origen y desarrollo del capitalismo y la burocracia en toda su extensión.

Weber es un filósofo multicausalista, porque afirma que lo que rige la conducta de los hombres son los intereses, ya sean materiales o ideales; o sea que ni lo tangible ni lo utópico pueden considerarse a priori, ni para todos los actos como determinantes. La acción social hace referencia a la conducta de otros, pero lo que cautiva al autor es la acción sensible de ser interpretada, destaca de igual forma en la exploración sociológica, la intersubjetividad o el grupo de relaciones entre personas movidas por un propósito, vínculos dotados de un significado que permiten su comprensión. De esta manera pretende captar la lógica interna de fenómenos sociales, con lo que busca establecer los argumentos causales y estándares tipológicos.

Por lo antes expuesto se puede concluir que: estas nociones no son más que dispositivos metodológicos, mediante los cuales se obtiene una proximidad con el análisis de cualquier actuación social. Igualmente que toda sociedad está conformada por individuos, cuyo proceder influye para que sus acciones tengan un significado y carácter particular. La acción individual se transforma en social, de acuerdo al comportamiento de las personas que a su vez es afectado por la acción de otras personas, únicamente de esta forma se vuelve colectiva. En este sentido, Weber reconoce que “el entorno social influye en los sujetos, ya que todo lo que se hace tiene una repercusión, que posee un fondo específico, y que el término sociedad no es otra cosa que un factor elemental de enlace, un conglomerado que permite la combinación de los actos individuales”.

En todo vínculo social, la conducta individual manifiesta elecciones conscientes que reaccionan a una necesidad específica, para lo que se emplean los medios concretos, que llevan hacia la consecución de un fin. Bajo esta propuesta, la persona participa con su actuación en la sociedad, a través de la interrelación social con la finalidad de alcanzar los objetivos que satisfagan o den respuesta a sus requerimientos (acción social lógica con arreglo a fines) o a la ejecución de valores moralizantes (acción social equitativa con arreglo a valores).

Max Weber juzga la evolución de racionalización occidental, la cual se refería a que el individuo es ecuánime y también puede maximizar los beneficios. En lo económico, educativo, político, emocional, hay propensiones de civilización; es decir, inclinaciones al desarrollo de la razón, visto como algo adverso por el autor, ya que la razón es solamente una de las facetas del ser humano, porque además en la dimensión humana, existen aspectos afectivos. Todos ellos, mecanismos oscuros, puesto que al elevarse el raciocinio se reduce el efecto; de esta manera, Weber especula sobre las clases de ideales. Puso especial atención en las acciones diarias e indicó que la realidad social está formada por una cantidad muy extensa de experiencias múltiples de vida y de formas de comprender el mundo, tan profundas y diferentes como personas existen en el contexto social.