Concepto de Solidaridad Social

La solidaridad social, se refiere a la potencialidad o actitud de los individuos de una sociedad para socorrerse y ayudarse unos a otros en aspectos esenciales de la vida diaria, es una sensación de unidad basada en los fines o intereses comunes, un razonamiento que significa ayudar sin recibir nada a cambio, con la utilización de lo que se reconoce como bueno. Así mismo, se define como las alianzas sociales que armonizan a los integrantes de una sociedad entre sí.

Solidaridad Social

Por otro lado, la solidaridad social es considerada un deber ciudadano, que nos involucra y relaciona con los otros y que, en tal sentido, es elemental para el progreso y bienestar social de las personas. La solidaridad social es horizontal, o sea, se da entre iguales, de forma tal que implica un espíritu de contribución generoso que mueve las relaciones entre las personas de una comunidad. Su gran impulsor, son los intereses comunes, la pertenencia o el afecto hacia un grupo determinado y la diligencia por el bienestar de los demás individuos de la comunidad que se asumen como iguales.

Por lo general, la solidaridad se manifiesta ante la evidente imposibilidad de un sujeto de poder actuar individualmente dentro del ámbito social o bien, por la necesidad de encontrar nuevas formas de colaboración en las otras personas. De allí que la solidaridad social, sea pariente de la visión altruista del mundo, en la cual tiene especial relevancia, el sentimiento de caridad y empatía que un individuo pueda expresar ante otro, sea por sus aprietos, penas o sufrimientos. Por tanto, la solidaridad social posee también una dimensión política, pues ésta es primordial para implicar a las personas en la construcción de una sociedad, donde la justicia, el pundonor y la igualdad sean bienes comunes primordiales.

La solidaridad equivale al socorro, amparo, respaldo, protección, que cuando busca una causa justa cambia el ambiente, lo hace mejor, más saludable y más digno. La solidaridad como utilidad, se distingue por la colaboración mutua que existe entre los individuos, lo que les permite alcanzar la superación de los más fuertes desastres, como terremotos, guerras, tsunamis, epidemias, entre otros. Debe aplicarse en los hogares, brindarsela a los amigos que se encuentran en situaciones complejas, con el objeto de que la ayuda les dé la posibilidad de salir adelante y superar en cierta forma alguna situación, esta solidaridad entre los seres humanos permite soportar las dificultades que se presentan a lo largo de la vida.

La persona solidaria no vacila en contribuir y apoyar a todos aquellos individuos que están viviendo una clara situación desfavorable
, lo que las diferencia de las indiferentes e indolentes ante las circunstancias que pasan sus compañeros, es de suma importancia inculcar la solidaridad desde la infancia, ya que es vista hoy en día como una de las bases de origen de los otros valores humanos, que fomentan preciadas relaciones de amistad, familiares y sociales, fundadas en la cooperación, asistencia, respeto y tolerancia .

Emile Durkheim, uno de los autores de la socciología como doctrina autónoma, ha hecho del criterio solidaridad, uno de los básicos en su obra, pensando en los efectos de la unión social obligatorios para vivir en sociedad. La Solidaridad Social, es la fortaleza que adquieren las relaciones sociales entre las personas para interactuar y adaptar sus actuaciones de acuerdo al orden socio histórico determinado, que el colectivo certifica y ratifica con sus prácticas cotidianas. El sociólogo francés identifica dos clases de solidaridades en la interacción social, la mecánica y la orgánica.

Existe una noción de solidaridad en la ideología social de la Iglesia católica y se describe como la estimación de una secuencia de caracteres o cuestiones, que vinculan o reúnen a los individuos por medio del apoyo mutuo, la comunicación, la colaboración y el beneficio, que el conjunto de las relaciones proporciona y también anima. Toda cooperación y correlación entre individuos, contribuye con el desarrollo, avance y progreso de todas las personas, partiendo de estos valores.