Concepto de Concepción Marxista de la Lucha de Clases

La concepción Marxista de la lucha de clases hace referencia al eterno conflicto entre las dos clases sociales existentes, entre los que causan y no causan, entre los que sin laborar se adueñan de la producción y descartan a los que trabajan, entre explotados y explotadores, historialmente entre esclavos y amos, plebeyos y nobles, terratenientes y aldeanos, proletarios y ciudadanos, pobres y ricos, entre presas y depredadores, entre el 1% y el 99%.

Concepción Marxista de la Lucha de Clases

El pensamiento Marxista sobre la lucha de clases explica en el Manifiesto Comunista que un elemento firme en toda la historia es que el avance social se lleva a cabo mediante la lucha de clases. Bajo el capitalismo, esto se ha abreviado en gran medida con la polarización de la humanidad en dos grandes clases opuestas: la burguesía y el proletariado. El enorme perfeccionamiento de la industria y de la tecnología en los últimos 200 años ha llevado al acrecentamiento de la reunión del poder económico en unas pocas manos.

Asimismo, es importante mencionar que Marx anunció que el progreso del capitalismo llevaría fatalmente a la congregación del capital, un inmenso acopio de riqueza por un lado, y una inmensa recolección de pobreza, miseria y trabajo insufrible en el otro extremo del espectro social. Durante varias décadas, este pensamiento fue desmentido por los economistas burgueses y los sociólogos de universidad que insistieron en que la sociedad se estaba tornando cada vez más equivalente y que todo el mundo se estaba convirtiendo en clase media. Ahora todas estas utopías se han disipado.

Según la concepción Marxista estos son los poderes del Estado que son opresores en la lucha de clases:

  • Poder económico. (Pudientes-aprovechados- estafadores- financieros).
  • Poder social. (Pueblo organizado) (Los explotadores luchan para que el pueblo no se organice).
  • Poder político. (Ejecutivo-gobierno).
  • Poder religioso. (ideológico) (Alta clerecía. Salvaguarda los venerables intereses de los explotadores. Inspeccionando la mente o los pensamientos, se interviene la producción).
  • Poder militar. (Cuerpos represivos. Protegen los intereses de los explotadores).
  • Poder judicial. (Tribunales, jueces entre otros. La justicia reconoce a la clase alta).
  • Poder de medios de comunicación. (Marchan a favor de la burguesía).

La concepción Marxista comparte que la burguesía causa ilusiones, sueños, lo abstracto, lo fatuo, lo irreal, lo que no está, ofrecimientos que nunca se cumplen, es decir, una clase social de obreros, origina toda la riqueza que necesita la sociedad y la otra clase social (burgueses) produce lo aparente, lo fingido, eso quiere indicar que no originan nada, pero con eso le despojan la fabricación y los bienes materiales a los trabajadores. En cambio los proletariados o trabajadores asalariados, son los que ocasionan todos los bienes materiales que necesita la sociedad. Son bienes reales, precisos, evidentes, palpables, firmes y sonantes. El proletariado promueve todo lo necesario para la vida, la existencia y el perfeccionamiento humano. La burguesía produce lo contrario.