Concepto de Memoria (Estructura y Funcionamiento)

La memoria, es una de las principales funciones del cerebro humano y es el resultado de las conexiones químico-eléctricas entre neuronas, siendo estas las encargadas de que un individuo, pueda conservar las situaciones que ha vivido en el pasado; esta capacidad permite almacenar o recuperar recuerdos y habilidades. El aspecto distintivo de la memoria humana que funciona bien, es que puede guardar cantidades de información que corresponden a millones de tomos de libros, también viaja al pasado y proyecta el futuro.

Memoria, Estructura y Funcionamiento

Uno de los contenidos elementales de la memoria precavidamente archivados y organizados en su parte interna, son los recuerdos, conocidos también como imágenes del pasado, que sirven tanto para recordar a una persona como para evocar sucesos. Estos provienen de momentos vividos y de cosas aprendidas, por lo tanto, memoria y experiencia se unen con el fin de que luego podamos utilizarlas de forma conveniente. Vale afirmar que, en diversos escenarios, la memoria suele ser una buen mecanismo cuando se deben tomar decisiones, puesto que permite recordar ciertos datos que al llevarlos a la práctica, ayudan a impulsar excelentes resultados en otras tantas, no suele ser tan provechosa ni positiva, en caso de recuerdos tristes o traumáticos.

Los principales modelos estructurales que fueron planteados sobre la memoria, tuvieron como función, diferenciar los diferentes procesos de almacenamiento, tomando en cuenta su característica temporal y su capacidad. El ejemplar más influyente que establece la distinción entre sistemas con potencial de duración de acumulación diferentes, menciona tres tipos de memorias: por un lado están las memorias sensoriales muy cortas, encargadas de mantener la información sensitiva durante milisegundos, hasta que actividades posteriores actúen sobre ellas para elegir los datos relevantes, este tipo de memorias denominadas a corto plazo (MCP), de cabida limitada, tienen la función básica de mantener la información activa por medio del repaso, mientras ésta sea significativa para una tarea.

Los registros mediante los cuales funciona la evocación a corto plazo, tienden a ser fonológicos y surgen de las repeticiones de la voz interior; la permanencia de la información en esta memoria, tiene estrecha relación con la duración de los antecedentes guardados en la memoria de largo plazo (MLP), ya que esta última, permite guardar cualquier cantidad de recuerdos en forma inactiva, por largos períodos de tiempo.

La desigualdad molecular central entre ambas, se da porque en la memoria a corto plazo se alteran las proteínas existentes y en la denominada a largo plazo, interviene la función sináptica de los genes que codifican nuevos aminoácidos
. Ahora bien, los recuerdos se inician cuando las neuronas incorporadas a un determinado circuito, fortalecen la magnitud de la sinapsis (proceso de comunicación entre dos o más neuronas).

Funciones Esenciales de la Memoria

  • Codificación: es el recurso a través del cual, la información es procesada antes de ser almacenada, los datos se transforman en símbolos y estos a su vez se convierten en información sensorial visual, acústica o semántica; mediante las imágenes, los sonidos y aprendizajes.
  • Almacenamiento: etapa que se produce después de la codificación, cuando la información ya ha sido procesada, ésta puede ser retenida bien por la memoria a corto plazo o a largo plazo.
  • Restablecimiento: es la fase conclusiva de la memoria, que posibilita hallar la información requerida en un momento preciso. Gracias a este proceso es que se pueden recordar las experiencias pasadas que fueron archivadas en nuestra mente.

Según su capacidad, la memoria puede dividirse en:
  • Implícita o procedimental: es la que se vinculada con costumbres o habilidades como por ejemplo, manejar una moto. Por lo general es inconsciente, fácil de poner en práctica, difícil de explicar y muy común en todos los animales.
  • Explícita o declarativa: es aquella que mejor organiza y fija los recuerdos. Se relaciona con sitios, hechos, personas y objetos; su evocación es lúcida y muy fácil de especificar con palabras, pero es más compleja que la implícita y se da solamente en animales superiores.