Concepto de Oleada Caribeña

La oleada poblacional caribeña en Venezuela, se produjo hace 10.000 años, con el arribo de un grupo de pescadores, cazadores y recolectores de conchas marinas, estas comunidades se ubicaron en pequeñas aldeas en la cuenca del Lago de Maracaibo, mediante la fabricación de palafitos. Los nuevos pobladores se valieron de la palma de moriche para construir sus viviendas y herramientas de trabajo; esta oleada al igual que muchas otras, dejó rastros arqueológicos constituidos por restos de objetos de piedra, huesos y espinas.

Oleada Caribeña

Debido a la privilegiada situación geográfica de Venezuela, que es vista como una puerta de entrada a América del Sur, rodeada por un grupo de islas de las Antillas, la llegada de caribeños ha sido uno de los eventos que se ha llevado a cabo por muchos siglos, inclusive pre-colombinos. Diversos grupos aborígenes atravesaron varios trayectos entrando y saliendo del territorio venezolano. En los últimos años, se podría decir que recientemente, un número importante de afrodescendientes procedentes de la región Caribeña realizaron movilizaciones migratorias hacia Venezuela.

Durante su amplia migracióny particularmente luego del descubrimiento de la agricultura, los viejos pobladores americanos, se fueron estableciendo poco a poco en las zonas y sectores que consideraban adecuados para su crecimiento y formas de vida. Por otro lado, en condiciones de aislamiento durante milenios en relación a las tantas civilizaciones del Viejo Mundo, los pueblos americanos conformaron sociedades autónomas originarias hasta el punto de producir dos asonadas neolíticas diferentes, en Mesoamérica y los Andes que propiciaron el surgimiento de cientos de culturas agrocerámicas.

Durante el año 1980, se calculó un número mayor a 58.000 personas, lo cual suponía un 1,8% de población extranjera en territorio Venezolano y un grupo más extenso conformado por dominicanos, seguidos de trinitarios. A dicha cantidad se le adicionaron varios Guyaneses, muchos de los cuales ingresaron atravesando la Guayana Esequiba, o Zona en Reclamación, Haití, Jamaica, Cuba, Antillas Neerlandesas, Aruba, Curazao y Bonaire, Martinica, Grenada, Montserrat, Dominica, Barbados; es decir se puede deducir que los caribeños que llegaron desde diversas islas, decidieron establecerse en Venezuela o por lo menos ​ muchos de ellos, utilizaron a Venezuela como un enlace para luego seguir su camino hacia países desarrollados o de primer mundo como Estados Unidos de América, Canadá, Francia, Gran Bretaña y Países Bajos de habla holandesa.

Con la toma del poder por parte del régimen militar de Rafaél Leónidas Trujillo, una cantidad estimada de dominicanos se radicaron en Venezuela, la mayoría con altos niveles de formación profesional, porque no estaban de acuerdo con el nuevo sistema de gobierno en República Dominicana. Para la década de 1980 eran más o menos 20.000 los dominicanos residenciados en Venezuela, pero algunos años después de la década de 1990, cualquier dominicano que emigraba a Venezuela, lo hacía más por vivir una aventura que por obligación o para pasar a través de ella hacia otras naciones de la región.

Muchos trinitarios emigraron a Venezuela, durante la etapa de la fiebre del oro en la segunda mitad del siglo XIX, se establecieron en el Estado Bolívar en regiones como Ciudad Guayana, fundamentalmente en Puerto Ordaz y en El Callao. Su máxima manifestación cultural, o sea el Calipso, es una expresión originada de la combinación de representaciones culturales musicales de varios sitios a nivel mundial, especialmente de Trinidad y Granada con una marcada influencia venezolana, de allí que aun existan letras de Calipsos con palabras en inglés, francés y también con sonidos africanos. Agrupaciones granadinas y curazaleñas igualmente hicieron aportes significativos a Venezuela respecto al tema de migraciones, muchas de ellas fueron llegando de manera particular, desposándose con venezolanos, y sus descendientes hoy forman parte de la población, como venezolanos legítimos.