Concepto de Periodismo de Masas

El periodismo de masas apareció en el año 1833 con el diario “El Sol de Nueva York”, cuando la
censura estaba por llegar a su fin, la tecnología avanzaba, los países comenzaban a crecer económicamente, la imprenta se perfeccionaba y la información llegaba a la cima, por tal motivo los periódicos experimentaron varios cambios. Es una actividad que presentó un lenguaje asequible al pueblo, que le dio paso al llamado
sensacionalismo informativo y que además aumentó el mercado comercial de la prensa.


Periodismo de Masas

El paso del primer periodismo popular al de masas, está marcado por una serie de reformas sociales, políticas y económicas que afectaron de forma directa e indirecta el avance empresarial periodístico. Algunas de esas evoluciones son tan deducibles como el surgimiento de un público masivo que hasta entonces, especialmente en Estados Unidos, comenzaba a dejar poco a poco el campo y partía hacia la ciudad. Unido a esto, algunos otros cambios de índole político van a producir una gran transformación tanto proporcional como cualitativa en los periódicos de la época.

Durante el siglo XIX, el gradual proceso de industrialización y la llegada de la clase obrera dominante, permitió que los editores notaran la ausencia de una prensa que se adaptara a este nuevo grupo social para impulsar el aumento de la producción. De esta forma, comenzó a destacarse la denominada primera generación del periodismo de masas, gracias a su industrialización, definida como una empresa en busca de éxito comercial. Estos cambios en la prensa se afianzaron como uno de los logros más significantes a nivel social y político del siglo que recién comenzaba. Al establecerse los cambios, los nuevos diarios se convirtieron en elementos de consumo usual entre los ciudadanos.

Debido al incremento de las tiradas y como resultado del bajo costo productivo, los periódicos eran muy baratos y solían despacharse en la calle, llegando a costar cinco veces menos de lo que costaban otros. La calidad de Impresión era pobre así como el material y se distinguió también por la gran cantidad de recursos gráficos y abundantes imágenes. A este aspecto se debe agregar la importancia de la
publicidad, que se convirtió en una herramienta financiera de la prensa, cuando dejó de ser un recurso eventual para formar parte de los beneficios. Asimismo, durante la segunda mitad del siglo XIX con el auge de la prensa módica, el anuncio eleva su volumen y empieza a ocupar un espacio cada vez más llamativo.

El periódico se vuelve un bien de uso y de consumo y además de que se vende a un precio bajo, ofrece a los lectores un producto de interés y completo. El inicio del periodismo de masas, tiene entre sus precursores la publicidad bélica, el primer caso del siglo XX sucedió en EEUU; en una localidad americana con intenciones de no intervenir en la primera guerra mundial, algo que era opuesto al gobierno estadounidense de aquella época.

Para modificar este hecho, se constituyó la Comisión Creel, una junta formada por publicistas, artistas, periodistas que en poco tiempo (seis meses) consiguió cambiar aquella población sosegada por una agresiva y con ansias de guerra. Utilizaron imágenes en pancartas, también historias falsas sobre barbaridades perpetradas por los soldados alemanes contra niños belgas, mediante el mayor recurso de masas disponible, el periódico. El pueblo estadounidense, no cayó en cuenta del engaño e incluso pensó que el cambio había sido voluntario.

Las técnicas de la nombrada comisión o junta, fueron usadas durante la guerra fría, “el miedo rojo” facilitó al gobierno de EEUU en los inicios de la contienda; debilitar cualquier sociedad, cooperativa o comuna aparentemente comunistas, además con el absoluto apoyo de la población. Esta clase de periodismo, el de masas, tiene la propiedad de que va dirigido a un grupo impreciso, se podría decir que a toda la ciudadanía y no a informar a personas concretas, así debe actuar cualquier medio periodístico que busque ganancias en el mercado de la información.