Concepto de Pluralismo como Forma de Organización Política

El pluralismo como forma de organización política dentro de un Estado estipula que en la participación representativa, hay varias élites rivalizando por lograr el poder político. El principal ideólogo de esta teoría es Robert Dahl. Es importante mencionar que el pluralismo reconoce la colaboración de varios grupos que no obligatoriamente forman parte de la nobleza. Asimismo, se entiende que las partes que compiten en el pluralismo se definen por la heterogeneidad social e ideológica, independientemente de los recursos económicos que tienen.

Pluralismo como Forma de Organización Política

Para algunos expertos en el ámbito político el pluralismo es un sistema de representación de intereses en el que los mecanismos constitutivos se encuentran organizados en un número no especificado de clases varias, voluntarias, competitivas, no jerárquicamente metódicas y autodeterminadas, que no están principalmente acreditadas, examinadas, subsidiadas, fundadas o de algún modo intervenidas por el Estado en la elección de regentes o la articulación de sus intereses y que no practican un monopolio del dinamismo representativo dentro de sus referentes clases.

El pluralismo como forma de organización política representa las diferentes maneras que puede escoger una colectividad para el servicio de sus asuntos públicos. Pertenecen, por tanto, a las fundaciones de orden público, las que a pesar de su organización clasista, religiosa, racial, económica, se encuentran instituidas sobre todo para el control político de la nación y para la producción de sus fines. En el contexto público se practica en primer lugar, mediante un gobierno.

Formas de Organización Política según el Pluralismo

  • Gobiernos de autoridad legal-racional: se basan básicamente en la creencia, en la legalidad de métodos de medidas políticas claras y en el derecho de unos individuos dotados de soberanía de dar disposiciones dentro de los límites marcados por el estatuto. Acatan a la idea de que la ley es la expresión de la soberanía multitudinaria; a su vez, se encuentra estimada como la única fuente de justicia. Es un medio de garantías, que pide la colaboración de los ciudadanos en la instauración de la ley y en la vida política.

  • Gobiernos de autoridad tradicional: radican especialmente en una creencia creada sobre la santidad de ciertos organismos inmemoriales y en la legalidad del status de quienes las constituyen. La distribución política se demuestra según leyes y hábitos hereditarios.

  • Gobiernos de autoridad carismática: se basan en el fervor a la santidad, valor o representación ejemplar, específica y original de una persona individual y en el modelo sistemático u orden político por ella expuesto y metódico. La autoridad carismática es respectivamente fugaz, presentando consecutivamente características de rutinización.

Entonces como el pluralismo se entiende como la aprobación de ideas políticas, religiosas, éticas y en general culturales, incluyendo hasta medidas diversas, que conviven espacial y transitoriamente. Asimismo, el pluralismo respeta las diferencias, es decir en las organizaciones políticas el principal objetivo de éstas es venerar cada ideología en la cual éstas son fundadas.