Concepto de Principios de Organización Perceptual

Las leyes o principios perceptuales, fueron propuestas por Max Wertheimer, el primer psicólogo de la Gestalt y son, un conjunto de nociones de organización apreciativa, que pretenden explicar la capacidad de percibir formas. La misma señala que, se pueden captar imágenes a partir de estímulos llamados figura, los cuales sobresalen de otros que no resaltan, llamados fondo. Los psicólogos aseguran que la percepción se muestra estructurada y que jamás se pueden concebir elementos por separado, sino interconectados unos con otros.

Principios de Organización Perceptual

Así tenemos gracias a los especialistas de la Gestalt, los siguientes principios:
  • Reciprocidad figura-fondo: la figura es aquel elemento en el cual se fija la atención, esta sobresale y es más relevante que el fondo. Algunas veces, una imagen y su tema en una determinada escena, pueden resultar confusos y la persona que percibe los organiza, cambiandolos u observándolos desde otro enfoque totalmente diferente. Todo individuo aprende por lo general, tomando como referencia la figura en la que centra su interés, no a través del fondo.
  • Ley de la proximidad: los cuerpos en un espacio, se asocian de acuerdo a su proximidad o cercanía; mientras más cerca están dos piezas u objetos, más posibilidad tienen de conectarse. Este factor referente a la contigüidad, está en uso continuo cuando cualquier individuo se comunica por medio de la lectura, la escritura o la palabra. El lenguaje se escucha como una serie de expresiones particulares, con varias pausas entre palabras y frases, aun cuando el mismo se perciba como un flujo casi continuo de sonido.
  • Principio de la semejanza: inclinación perceptual a reunir o vincular objetos que son similares por su aspecto. Los elementos semejantes se captan como si formaran parte de la misma forma; es decir nuestro cerebro agrupa cosas que tienen alguna cualidad óptica común, como el color o el movimiento.
  • Principio de persistencia: es la inclinación perceptiva a dar continuidad a las imágenes alternas, con el fin de distinguir una totalidad bastante aceptable. Los factores conducidos en la misma dirección, tienden a ordenarse de una forma determinada; la mente sigue una pauta específica, incluso después de que la misma desaparece. Todos los elementos que siguen hacia la misma dirección, se perciben de forma sucesiva, conservando el mismo sentido direccional del objeto o del estímulo.
  • Ley de la simpleza: plantea que si todo se mantiene constante, el individuo asimila el entorno perceptual como si estuviera estructurado en siluetas simples y regulares. Esto significa que existe una tendencia hacia los principios Gestalt de simetría, regularidad y similitud.
  • Principio de la buena continuidad: factores que se acoplan en líneas, curvas o rectas y se perciben unidos. Es una Interrelación de elementos que siguen un orden y van orientando a la vista con su seguimiento.
  • Ley de cierre o conclusión: tendencia a unir piezas que están separadas con el propósito de obtener una imagen completa; o sea que si una línea forma una silueta cerrada o casi cerrada, es frecuente observar una figura aparentemente encerrada por un trazado, en lugar de una simple línea.
  • Estímulos repetidos o Principio de inclusividad: se pueden percibir varias figuras, cuando la relación figura-fondo puede revertirse, lo cual se trata de un tipo de disfraz que tiende a igualar la figura y el fondo. Produce confusión en el observador, ya que la propia composición de la imagen busca obstaculizar que algo pueda ser comprendido.
  • Ley de la simetría: es notoriamente característica en el ser humano, cuya disposición fisiología es equilibrada, con una armonía llamativa sobre un plano vertical u horizontal que lo fracciona en dos partes, hacia la derecha e izquierda respectivamente, o de arriba hacia abajo.
  • Principio de contraste: un elemento puede distinguirse de los demás por su peculiaridad o especificidad, por su forma, tamaño, textura, color u otras tantas cualidades que les son propias.