Concepto de Tratamientos Térmicos

El tratamiento térmico se refiere al conjunto de procesos de congelación y calentamiento de los metales o las combinaciones en estado sólido a temperaturas específicas, controlando la temperatura, tiempo de duración, rapidez y fuerza del proceso, con el objetivo de optimizar sus características mecánicas, básicamente la firmeza, dureza y la flexibilidad. El tratamiento térmico se emplea a los materiales de acero y la siderurgia constituidos por carbono y hierro.

Tratamientos Térmicos

En el material el tratamiento térmico es uno de los procedimientos principales para que pueda adquirir las propiedades mecánicas para las cuales está formada. Esta clase de procesos permite calentar y enfriar un metal en su estado sólido para transformar sus propiedades físicas. Con un correcto tratamiento térmico se disminuye los trabajos internos, el volumen del grano, aumentar la firmeza o promover una superficie fuerte con un interior blando.

La base de los tratamientos térmicos está en las reacciones que causan en el material, como en las aleaciones no resistentes como en los aceros y sucede mientras el proceso de enfriamiento y calentamiento de los trozos, con unas instrucciones y tiempos específicos.

Para saber a qué temperatura se debe subir el metal para que obtenga un tratamiento térmico se indica tener un esquema de variaciones de fases como el del carbono y el hierro. En esta clase de esquemas se determinan las temperaturas en las que causan cambios de fases de acuerdo al material fundido. Los tratamientos térmicos han evolucionado en la industria en general, por sus persistentes innovaciones se van solicitando metal con más resistencia en el desgaste y la elasticidad.


Procesos de Tratamientos Térmicos


  • Temple: su propósito es elevar la firmeza y resistencia del acero. Para esto, se calienta a una temperatura muy alta y luego pasa al enfriamiento con rapidez dependiendo de la pieza, por agua o aceite.

  • Revenido: es exclusivamente aplicado a los aceros anteriormente templados, para reducir las consecuencias del temple, almacenado parte de la firmeza y elevar la tenacidad. El revenido alcanza minimizar la dureza y resistencia de los aceros previamente templados, se separan las tensiones formadas en el temple y se perfeccionar la tenacidad, dejando al acero con la resistencia y firmeza requerida. Se diferencia principalmente del temple por la temperatura extrema y la rapidez de enfriamiento.

  • Reconocido: se refiere primordialmente en un calentamiento hasta temperatura de austenización luego un enfriamiento gradual. Con este tratamiento térmico se alcanza elevar la flexibilidad y disminuir la firmeza.

  • Normalizado: su finalidad es establecer un material en estado normal, es decir, separar las tensiones internas y con una división equitativa de carbono. Se realiza como tratamiento anticipado al temple y revenido.

Propiedades Mecánicas


Las propiedades mecánicas de un material se dan por su composición química y la estructura cristalina que posee. Los tratamientos térmicos transforman la estructura cristalina sin afectar la composición química, proporcionado a los materiales unas propiedades mecánicas específicas, por medio de un proceso de calentamiento y enfriamiento constantes hasta alcanzar la estructura cristalina requerida. Las propiedades son:

  • Resistencia al desgaste: Es la resistencia que brinda un material a permitirse erosionar cuando está en acercamiento de roce con otro material.
  • Tenacidad: Es la disposición que tiene un material de atraer energía sin producir grietas.
  • Maquinabilidad: Es la habilidad que tiene un material de admitir el proceso de mecánico por energía de viruta.
  • Dureza o firmeza: Es la resistencia que brinda un material para dejarse comprender.