Concepto de Dientes

La palabra diente proviene del latín dentis, es el cuerpo duro que se encuentra en las mandíbulas del ser humano y de muchos animales, que usa para masticar los alimentos o, en el caso de ciertos animales, como modo de defensa. Cabe destacar que los dientes también actúan en la comunicación oral.

Dientes

Asimismo, está comprendido que los dientes se encuentran situados en los huesos maxilares a través de una articulación conocida como gonfosis.
En esta articulación es posible diferenciar el cemento dentario y el hueso alveolar, que se encuentran acoplados por el ligamento periodontal.

Resulta oportuno conocer que los dientes están compuestos por calcio y fósforo, son estructuras de tejido mineralizado cuyo perfeccionamiento se forma a temprana edad. Primero nace una dentición temporal o de leche, que cae de forma natural y es sustituida por la dentición permanente.

La higiene bucal que se despliega con un cepillo de dientes, hilo dental y otras herramientas, es necesaria para conservar los dientes en buen estado. Si la higiene no es correcta, es posible contraer enfermedades como la placa dental, la caries, la periodontitis y la gingivitis.

Partes del Diente

  • Corona: es la parte regularmente perceptible del diente al abrir la boca. La forma de la corona establece la función del mismo. Por ejemplo, los dientes anteriores son afilados y sus bordes tienen forma de cuchilla para cortar, mientras que los molares tienen áreas planas para moler.
  • Borde de la encía: es la línea de alianza entre los dientes y las encías. Sin un cepillado correcto y sin el uso apropiado de hilo dental, el sarro y la placa se almacenan en esta línea y producen gingivitis u otras enfermedades de las encías.
  • Raíz: es la parte del diente que se incrusta en el hueso. La raíz forma las dos terceras partes del diente y lo mantiene al mismo en su lugar.
  • Esmalte: es la capa externa del diente. El esmalte es el tejido más rígido y mineralizado del cuerpo; sin embargo, puede dañarse si los dientes no reciben los cuidados precisos.
  • Dentina: es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries consigue cruzar el esmalte, llega a la dentina, y allí millones de pequeños canales conducen solamente a la pulpa dental, logrando infectarla.
  • Pulpa: es el tejido blando que se localiza en el centro de todos los dientes, donde están el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si la caries logra la pulpa, por lo general, se siente dolor.

Tipos de Dientes

  • Incisivos: los dientes anteriores con bordes afinados en forma de cincel (cuatro superiores y cuatro inferiores), son usados para cortar los alimentos.
    -Caninos: dientes con forma punzante (de cúspide) que se usan para destrozar los alimentos. También se les llama colmillos.
  • Premolares: estos dientes tienen dos picos apuntadas en su superficie de masticación. A veces son nombrados bicúspides. La función de los premolares es aplastar y desgarrar.
  • Molares: manejados para triturar, estos dientes tienen varias cúspides en su área de masticación.

Enfermedades de los Dientes


Cuando no se tiene una buena y adecuada higiene bucal, se es propenso a padecer de diferentes patologías dentales, entre las más comunes están:
  • Caries: son fisuras o aberturas en los dientes originados generalmente por una deficiencia en la higiene bucal y el consumo habitual de alimentos con alto contenido de azúcar. Cuando no es tratada, afecta el nervio del diente y como resultado, produce un fuerte dolor en dicha pieza dental.
  • Gingivitis: es la inflamación de las encías por la presencia de bacterias, placa o sarro. Normalmente, el tabaquismo y un mal cepillado favorecen la aparición de esta molestia.
  • Periodontitis: esta afección dental aparece por no tratar de gingivitis, causando una infección continua que afecta el hueso de los dientes, que a su vez lleva al desprendimiento de este. Se caracteriza por inflamación sin dolor, sangrado y enrojecimiento de las encías.