Concepto de Cosiata

Se denomina como La Cosiata a la Revolución de los Morrocoyes, ocurrida en Valencia, Venezuela en el año 1826. Fue un movimiento político que se utilizó para intentar dividir a Venezuela de la Gran Colombia. La Cosiata fue comandada por el General José Antonio Páez el día 30 de abril, que en un principio buscaba la reforma de la Constitución de Cúcuta para obtener su parcial independencia de la Gran Colombia en cuestiones de decisiones jurídicas y económicas, pero con la dependencia al Libertador para que siguiera siendo el protector de Venezuela.

Cosiata

La Cosiata se produjo en un intervalo de ocho meses desde abril hasta diciembre de 1826, pero no fue hasta 1830 que se produjo la disolución completa de la Gran Colombia, comprendida por los países actuales de: Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela; además de algunas partes del territorio pertenecientes a Brasil, Nicaragua y Perú.

Las causas de La Cosiata se resumen en que existía una crisis económica ocasionada por la guerra, lo que a su vez impedía la buena comunicación entre las municipalidades y estados, por lo que organizar y gobernar a un pueblo con un territorio tan extenso era casi imposible;
además, las constantes discrepancias entre Bogotá y Valencia originadas por el alistamiento militar estipulado por José Antonio Páez en Caracas un año antes, no fueron aprobadas por el intendente, lo que creó más tensión y conlleva a que el general sea acusado y suspendido de su cargo por el Ejecutivo de Bogotá.

En ese momento, Páez apela al Senado, quien no acepta su demanda y coloca un sustituto que no fue aceptado por el pueblo de Valencia, y como protesta se produjo una serie de altercados y actos violentos por tres días. Bolívar, ante el temor de una guerra civil por parte de España, le devuelve el puesto a Páez, donde el Senado de la Gran Colombia tuvo que aceptar la restitución de Páez como jefe de la milicia, aunque resentido por Bolívar porque le restó su poder como presidente de la Gran Colombia.

Santander, el presidente para aquel entonces, no aprobó la restitución de Páez, ni mucho menos que él fuese elegido como presidente de Venezuela, por lo que intentó conspirar un asesinato contra Bolívar, más no tiene éxito debido a que Manuelita Sáenz (la libertadora del Libertador) lo salvó de tal hecho.

Para el 8 de julio, a Páez se le considera como un rebelde al asumir el gobierno de Venezuela y su negativa a obedecer los decretos de la Gran Colombia, lo que acarrea que el ya agrietado sistema político de la época se dividiera en combatientes rebeldes y combatientes leales al Régimen Colombiano. Bolívar, al ver el inminente desastre político que se avecinaba y como última medida para mantener unida a la Gran Colombia, empleó la imposición de su voluntad, convocando una asamblea constituyente para mediar la situación, más lo que provoca es que se acentuaron los intentos de José Antonio Páez y la oligarquía por dividir a la Gran Colombia.

Ante esta situación, Bolívar pide una entrevista con Páez, quien se niega a recibirlo. Esto causa que se le considere a Páez un traidor al Libertador y a sus ideologías unificadoras. Después de este acontecimiento, comienza un periodo de independización de la Gran Colombia por parte Venezuela, hartos de tener que acatar todos los mandatos del régimen centralista que poseía la Gran Colombia.

El 13 de enero de 1830 finalmente se proclama a Venezuela como un Estado autónomo.