Concepto de Derecho

Se denomina como Derecho al conjunto de preceptos y reglamentos generales que se establecen para guiar a los habitantes de una nación. Todas estas leyes tienen como finalidad solucionar los diferentes problemas de carácter jurídico que puedan presentarse. Son totalmente obligatorias, y quien no cumpla con dichos mandatos debe ser sancionado. Esta sanción depende de la gravedad del incumplimiento de la ley y de los estatutos por las que se rija el país.

Derecho

Características del Derecho


  • Es bilateral: se necesita la presencia e interacción de dos o más entre sí.
  • Es coercible: son obligaciones de cada ciudadano, que de no ser cumplidas se le otorgan sanciones, de modo que no vuelva a incurrir en el delito.
  • Es exteriorizado: controla solo los actos o acciones de los individuos de una sociedad.
  • Es heterónomo: se sujeta a las leyes prescritas por gobernantes anteriores.
  • Es normativo: regula la conducta humana en la sociedad por medio de reglas.
  • Es evolutivo: se adapta y amolda a los cambios y necesidades sociales.
  • Es general: se aplica a todos, sin importar su nacionalidad, religión, idioma, e ideología.

División del Derecho


  • Derecho Público: regula las relaciones que se forman entre los individuos y organizaciones privadas con los organismos que representan el poder público. Estos se clasifican en el derecho político, derecho constitucional, derecho administrativo, derecho migratorio, derecho procesal, derecho internacional público, derecho tributario y derecho penal.
  • Derecho Privado: son aquellas normas que se emplean en los vínculos de tipo jurídico entre personas. Estos derechos privados corresponden a: derecho civil, derecho mercantil y derecho internacional privado.
  • Derecho Social: son los diferentes preceptos y leyes que actúan a favor de la sociedad y sus diferentes áreas, estos son: derecho laboral (incluyen los derechos individuales, colectivos y procesales), derecho económico, derecho agrario y derecho ecológico.

Funciones del Derecho


  • Sirve como regulador y orientador: tiene como objetivo guiar y controlar el comportamiento de los individuos, de forma que respeten los deberes que tienen como ciudadanos del Estado; además, se emplea como juez cuando se infringen en los estatutos consagrados en la ley.
  • Resuelve conflictos judiciales, económicos y políticos: con reglamentos que disponen entre lo que es lícito o legal y lo que no lo es. Algunos eruditos del área han llegado a la conclusión que esta es la principal función del derecho, pues se hace cargo de cuestiones jurídicas importantes, que pueden asumir dos formas: disputas entre organismos gubernamentales y desacuerdos entre lo que pasó o no pasó en un acontecimiento. Con respecto a la resolución de problemas, existen al menos tres formas de hacerlo: autotutela (resolver el problema por sí mismo, prohibido por el Código Civil), autocomposición (se resuelve la disputa entre las dos partes y sin un tercero que decida, aceptado por la ley siempre y cuando se sigan los pasos de transacción, mediación y conciliación) y heterocomposición – proceso (las partes involucradas acuden a un juez para resolver las discrepancias, y este tiene la potestad de dar un veredicto que deberá acatarse).
  • Organiza, limita y legitimiza el poder político: esto implica la soberanía y el constitucionalismo que posee el gobierno, por lo que la función del derecho es limitar el poder que tiene la autoridad sobre la sociedad, por lo que entonces el derecho está sobre el poder político, respetando así a cada ser individual que conforma y estructura la sociedad de un Estado.