Concepto de Humanidades

El término humanidades proviene del latín humanitas y representa a un conjunto de disciplinas que están relacionadas con la cultura humana. Hay otras calificaciones genéricas, como el concepto de letras, que se usan regularmente por oposición a las llamadas ciencias (debate de las dos culturas). Sin embargo, existen otros nombres cuya caracterización, asociación o diferenciación con la de humanidades es más complicado (según el propósito de quien las maneje) y que implican diferentes consideraciones epistemológicas y metodológicas: las de ciencias sociales y ciencias humanas.

Humanidades

Por otra parte, se supone a los métodos humanísticos un mayor carácter ideográfico: el estudio y análisis de especialidades sin establecer estatutos o postulados generales. En su inicio los studia humanitatis del humanismo renacentista, los saberes humanísticos o letras humanas se precisaban por oposición a las letras divinas.

Resulta oportuno mencionar que entre las disciplinas o campos de estudio que pueden considerarse como segmento de las humanidades, se encuentran la filosofía, la filología (lingüística, la semiología, la historia de la literatura, la crítica literaria), la geografía, la historia, el derecho, la literatura, la economía, la ciencia política, la antropología, la psicología, la sociología, los estudios de arte (de artes plásticas, las artes escénicas y la música, la estética, la musicología, la teoría del arte, la crítica de arte), las ciencias de la comunicación (periodismo, publicidad, documentación, biblioteconomía), entre otras. Por otra parte, a pesar de la oposición terminológica inicial, los estudios de religión divinidades divinities en lengua inglesa también se suelen considerar como parte de las humanidades.

En ese sentido, se debe comprender que las humanidades tratan de mejorar el estudio de la humanidad incluyendo en este el principio evolutivo, la distribución del ser humano, su actividad, sus tipologías hereditarias y su conducta, como individuos y como sociedad. Del mismo modo, en cuanto a la evolución de la humanidad, las grandes contribuciones proceden de la antropología física mostrando como resultado del último episodio evolutivo al Hombre moderno. También, la anatomía se instauró sobre la observación directa de la organización humana en Alejandría hacia el año 300 a. C. Por su parte, la fisiología tuvo sus inicios en el periodo en que el inglés William Harvey fue a estudiar a Padua en el año 1598. La palabra ciencias morales tenía la ventaja de mostrar que tales ciencias trataban de los productos de la acción mental del ser humano y no tenían por objeto el estudio del cuerpo, pero para el siglo XVIII los fundadores nombrados moralistas eran en realidad psicólogos.

Las ciencias humanas nacen, según Michel Foucault, en el siglo XIX bajo un patrón de racionalidad científica. A las ciencias humanas también se le conoce como ciencias del espíritu a partir de la propuesta de Wilhelm Dilthey, cuyo objeto de análisis es el medio histórico cultural en el que el ser humano se encuentra introducido.

Es importante saber que las humanidades se diferencian de las ciencias sociales debido a sus metodologías y objetos de estudio, esto es, a diferencia de las disciplinas de las ciencias sociales que detallan procesos, relaciones, de manera científica, las humanidades no tienen como resultado hallar una explicación científica de la cultura, sino interpretar su significado, valor y relevancia en el tiempo.

Las humanidades se distinguen de las ciencias formales y reales porque no intentan constituir leyes lógicas, ni justificaciones empíricas acerca de lo que estudian. Como ejemplo del conocimiento que forman las humanidades se puede mencionar: casas de arte, conciertos musicales, expresiones artísticas y museos.