Concepto de Ingresos del Hierro

El hierro es, luego del aluminio, el metal más abundante en la tierra y el cuarto más prolífero entre los elementos de la superficie terrestre. De gran utilidad industrial, uno de los minerales de mayor demanda en Venezuela, que lo sitúa como uno de sus principales medios de desarrollo económico. La explotación regular-intensa de este recurso se inició entre los años 1.950-1.954, a partir del hallazgo de las pequeñas montañas de Aricagua y la Serranía La Parida, conocida como “Cerro Bolívar”.

Ingresos del Hierro

El mineral del hierro, es la materia prima básica en los procesos industriales siderúrgicos, a través de los cuales se produce una importante variedad de artículos de hierro y acero, que hacen posible el funcionamiento y desarrollo de elevadas ramas industriales; por tal motivo la siderúrgica, es una industria venezolana relevante, de aquí que el aprovechamiento del mineral diera origen a la fundación y establecimiento en 1.964 dentro de Venezuela y del mercado mundial, de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y la Siderúrgica del Orinoco C.A. (Sidor).

Después del surgimiento de la crisis económica mundial en septiembre de 2008, el mercado del hierro presentó una disminución en la demanda. Las consecuencias de esta crisis, incidieron en el mercado del hierro mediante los recortes realizados en el área manufacturera, que produjeron un significativo decrecimiento en las peticiones más recurrentes de acero, específicamente en el espacio automotriz y de la construcción. El estatus económico del año 2012 condujo al debilitamiento de los fundamentos de la demanda por commodities mineros (materias primas objeto de negociaciones), lo que propició el descenso de los precios promedios del año 2011. A pesar de ello y a que actualmente, en el escenario mundial persiste una situación igual de compleja, Venezuela sigue mostrando intenciones de crecimiento, Europa enfrenta una notoria recesión y Estados Unidos está dando claras señales de querer lograr un convenio y así evadir el “abismo fiscal”, que significaría una recesión más perjudicial.

El cálculo inicial presupuestario de la Corporación Venezolana de Guayana para su actuación económica-financiera, los últimos años siempre ha sido aprobado por la Directiva asignada para tal fin y por la Asamblea Nacional. Según la Gaceta Oficial Extraordinaria de la República Nº 6.006, publicada el 14 de diciembre de 2010, fue aprobado un presupuesto por un monto de Bs. 23.428.042.607. Exactamente el 1° de marzo de 2011, la CVG modificó ese presupuesto, alcanzando el mismo la cantidad de Bs. 24.228.345.076,60, lo que representó un crecimiento del 3.45%, el cual fue aprobado por la Directiva, a partir de la Resolución Nº 9.563. El 14 de septiembre de 2011, la CVG logró una segunda modificación, alcanzando en esa oportunidad la suma de Bs. 12.378.253.168,00, lo que significó una clara disminución del 49,00%, la cual fue analizada y aceptada por la Directiva de acuerdo a la Resolución Nº 9.605. Estas modificaciones, resultaron de apreciaciones físico-financieras analizadas en base al desempeño eficaz del Proyecto Operacional y Presupuestario del 31/07/2011 y en observación a la situación de las organizaciones. Para el 24 de noviembre de 2011, la CVG modificó por tercera vez el presupuesto, llevándolo a una cantidad de Bs. 12.380.253.167,99, lo que representó un incremento del 18,12%, que fue aprobado según Resolución Nº 9.608.

Desde el 2011, se han venido sincerando las cuentas por cobrar que provienen de los ingresos propios de las empresas. Asimismo, se ha procedido a realizar ajustes en los ingresos por trámites corporativos desde aproximadamente 418.311.309,00 Bs., a 355.040.186,00 Bs., como producto de los registros reales de las ventas brutas logradas por las empresas, igualmente se han venido ajustando los ingresos por el alquiler en dólares ($) de la Planta de Briquetas, perteneciente a la CVG Ferrominera del Orinoco y los ingresos por el déficit ocasionado por la deuda inversionista de la CVG Venalum y la CVG Carbonorca. Cada año se ajustan las cuentas por cobrar que se originan de los ingresos por empresas, tomando en cuenta las variaciones que obedecen principalmente a los aportes que se derivan de la gestión corporativa, la deuda financiera de las empresas de la CVG, las pólizas de seguro contra todo riesgo industrial de dichas empresas, y el arrendamiento de la Planta de Mineral de Hierro, por parte de la Ferrominera del Orinoco.