Concepto de Bases para el Mejoramiento Genético de Plantas

Las bases para el mejoramiento genético de las plantas se encuentran en el banco de germoplasma, que se refiere a la unidad dinámica se encuentra por un periodo indefinido la diversidad genética, representado por una cantidad alta de biotipos de especies específicas y afines. Por lo tanto, los bancos de plasma germinal no solo se refieren a los depósitos de variación genética donde se resguarda la semilla para preservar su longevidad, sino que presta un servicio para el mejoramiento e investigaciones para las producciones de cultivos, que resistan a las plagas y enfermedades.

Bases para el Mejoramiento Genético de Plantas

El mejoramiento genético de las plantas es la ciencia que se encarga de aumentar su productividad o rendimiento, la resistencia de agentes bióticos y abióticos contrarios, el nivel de adaptación y la calidad de sus productos, mediante modificaciones del genotipo de las plantas es decir, su constitución genética.

La función más importante de los bancos de genes comprende en tener disponible para los fitomejoradores, los modelos de semillas en cualquier momento, que impliquen un factor genético exclusivo o un conjunto de factores que se requiera estudiar con un objetivo específico. Para que esta función se lleve a cabo de manera efectiva, es necesario que habitualmente se actualice la información de las características determinadas de los materiales que se van almacenando en los bancos de germoplasma. De esta forma, en estos bancos se debe guardar todas las diversidades genéticas de cada especie que sea trascendental.

La renovación de la semilla para su conservación causa altos costos, porque:

  • No todas las semillas pueden sembrarse en un mismo territorio por problemas de adaptación a otros climas.
  • Es dificultoso manejar diferentes miles de lotes de diferentes plantas polinizadas artificialmente, es decir, plantas alógamas.
  • Se requiere manejar las semillas con cuidado, con el objetivo de evitar mezclas mecánicas, faltas en las anotaciones, pérdidas por enfermedades o por el deficiente manejo de los materiales.

La viabilidad de la semilla depende principalmente de la humedad y la temperatura. Generalmente, las semillas almacenan su viabilidad por más tiempo cuando su humedad es baja de 4% a 7%, en una atmósfera al vacío y una temperatura muy baja de 2º a 5ºC. Por lo tanto, la semilla se almacena a baja humedad en botellas de vidrio con insecticida, en habitaciones refrigeradas con aire seco, de esta manera las semillas se pueden sembrar una vez cada diez años, estas condiciones son las que deben seguir los bancos de germoplasma. Las funciones más relevantes de estos bancos son:

  • Colección y depósitos de cantidades proporcionadas de semillas en condiciones prósperas para preservar su poder germinativo.
  • Renovación de las semillas.
  • Composición de un expediente de las semillas y de su evaluación.
  • Elaboración de catálogos.
  • Manejo de sistemas para conseguir una rápida y eficaz recuperación de la información.
  • Comercialización de semillas e información a los fitomejoradores que lo requieran.
  • Incremento de las semillas con nuevas colectas.

Para la producción de variedades mejoradas a partir de las especies silvestres se deben efectuar dos etapas: la domesticación y el mejoramiento genético

La domesticación: se refiere a colocar una especie silvestre bajo el cuidado o la atención del hombre. En relación con las plantas es una técnica de mejoramiento, pues cuando se ejecuta con éxito genera tipos domésticos mayores a lo que se tenían antes. El empleo de diferentes genes de especies silvestres para el mejoramiento de plantas se cataloga en la actualidad como un punto importante en la domesticación. Cuando se incluyen distintos genes de una planta silvestre a una domesticada lo que causa es domesticar en parte la especie silvestre.