Concepto de Derecho Internacional Americano

Se entiende por Derecho Internacional Americano al grupo de instituciones, principios, leyes, ideales, acuerdos, serie de tradiciones y prácticas que dentro del control ejercido desde el ámbito de las relaciones internacionales, son elementos característicos de las llamadas Repúblicas del Nuevo Mundo. La implementación del mismo depende de las distintas condiciones geográficas, económicas y políticas de los países que conforman el Continente Americano y de la fraternidad existente entre ellos.

Derecho Internacional Americano

El Derecho Internacional Americano a groso modo, intenta establecer un tipo de doctrina internacional que tenga como finalidad la separación de las Repúblicas Americanas del conglomerado mundial. Un paso trascendental para cristalizar esta disciplina jurídica con características muy particulares, pero sin la intención de transformarse en una legalidad independiente que facilitó según el criterio de muchos analistas, el nacimiento de la Organización de los Estados Americanos como resultado del acuerdo que con la designación de “Carta” fue ratificada en Bogotá y aprobada luego de varios debates, por los estados que constituyen el Continente Americano.

La Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA), trata sobre la consolidación de la paz y la seguridad del continente, de incentivar y afianzar la democracia representativa en el marco de la no intervención, de prever las posibles causas de los conflictos y buscar soluciones pacíficas, de las diferencias que puedan surgir entre los Estados que conforman el organismo, de la planificación de variadas acciones solidarias en caso de provocaciones y/o agresiones, de trabajar en pro de la soluciones de las controversias políticas, jurídicas y económicas que se puedan presentar entre las naciones. De incentivar por medio de la cooperación conjunta el crecimiento económico, social y cultural, de erradicar la pobreza extrema, los cuales tienden a ser los principales obstáculos que impiden el desarrollo democrático de los países del hemisferio, con el propósito de lograr una efectiva restricción en la producción de armamentos que permita hacer uso del mayor número de recursos en el desarrollo económico y social de los Estados.

Los Estados Miembros de la Organización de Estados Americanos, son los encargados de reafirmar los siguientes acuerdos:

  • El derecho internacional es la principal normativa que debe regular el comportamiento de los Estados en sus relaciones bilaterales.
  • Los preceptos internacionales están básicamente formados por: el respeto a la identidad individual, la soberanía y autonomía de los Estados, así mismo por el noble cumplimiento de los deberes emanados a través de los convenios y de otros principios respaldados por el derecho internacional.
  • La disposición fraterna y buena fe rigen las relaciones de los Estados entre sí.
  • El compañerismo y apoyo de los Estados Americanos junto a los propósitos que con ello se persigue, ameritan de una buena organización política, sobre los principios del ejercicio pleno de la democracia representativa.
  • Todos los Estados sin excepción tienen el legítimo derecho a elegir su sistema político, económico y social sin la presencia de intervenciones extranjeras, a constituirse de la forma que más les convenga y tienen la obligación de no inmiscuirse en los asuntos de otros Estados.
  • La erradicación de la pobreza en todos sus aspectos y en todos los sectores, es parte fundamental del impulso y afianzamiento de una auténtica democracia representativa, que de igual manera debe suponer una responsabilidad compartida entre los Estados Americanos.
  • La agresión de alguno de los Estados miembros significa la agresión de los otros Estados Americanos.
  • Las diferencias de criterios o querellas que puedan surgir entre dos o más Estados Americanos deben ser solucionados pacíficamente.
  • Los derechos y la seguridad social, son la raíz de la paz duradera.
  • La colaboración en los aspectos económicos es primordial para el bienestar y el avance de los pueblos del Continente.
  • Los miembros de la Organización de Estados Americanos, deben respetar y difundir los derechos fundamentales de la humanidad sin distingos de raza, nacionalidad, creencias o sexos.
  • La educación de todos los pueblos debe ser impartida en base a la justicia, la libertad y la paz.

Los Jefes de Estado, en la “III Cumbre de las Américas”, llevada a cabo en abril del 2001, acordaron fortalecer las herramientas de la OEA para que la misma pueda desarrollar una defensa efectiva de la democracia representativa, que consistió en otorgarle un poder para expulsar de las actividades propias de la organización a cualquiera de los gobiernos de los Estados miembros en los que se produzcan "alteraciones o rupturas del orden democrático institucional". En dicha declaración aprobada por los mandatarios del Continente Americano, se manifestó que los deberes compartidos entre la democracia y el estado de derecho son "un requisito primordial" para poder seguir participando en todos los convenios de las Cumbres. De igual forma, delegaron en los embajadores la redacción de una “Carta Democrática” que fortaleciera los instrumentos de la OEA, en pro de la consolidación de una auténtica democracia representativa.