Concepto de Estructuras Internacionales

Las estructuras internacionales representan específicamente a las asociaciones voluntarias de Estados determinadas por acuerdo internacional, dadas de órganos intactos, propios y autónomos, responsables de tramitar unos intereses colectivos y competentes de pronunciar una voluntad legalmente diferente de las de sus miembros. Es importante mencionar que las estructuras internacionales, también son conocidas como estructuras organizativas donde está compuesta por la Estructura de la Dirección y Estructura Organizativa de la Dirección desde el ámbito internacional.

Estructuras Internacionales

Asimismo, se considera que las estructuras internacionales están establecidas casi únicamente por Estados soberanos. Por eso se les señala como Organizaciones intergubernamentales, donde hay organizaciones que permiten la intervención en las mismas a otras estructuras internacionales, incluso como representantes de pleno derecho o la de ciertos zonas dependientes que no han sido aprobado a la independencia pero que tienen unos servicios convenientes que les permiten hacer frente a las necesidades precedentes de su pertenencia.

Clasificación de las Estructuras Internacionales.


Las estructuras internacionales están sujetas a adelanto, de ahí el problema para especificarlas. Los juicios son muy diversos pero acentúan tres:

Por sus fines:


  • Estructuras de fines generales: estas acciones no están ajustadas a un espacio preciso de colaboración, sino que pueden comprender todos aquellos elementos que aprecien útiles. Un ejemplo de ello puede ser, el caso de la O.N.U, bien con la eliminación expresa de un sector de actividades establecida como sucede respecto de los asuntos de protección en el Consejo de Europa.
  • Estructuras de contribución preferentemente de seguridad militar: fines de resguardo y apoyo mutuo en caso de ataque (O.T.A.N. y U.E.O).
  • Estructuras de participación científica y técnica: regularizan la participación de los Estados en divisiones tan numerosos como las comunicaciones marítimas, ferroviarias, telecomunicaciones, aéreas, entre otras.
  • Estructuras de colaboración especialmente económica: tiene propósitos financieros, perfeccionamiento de las relaciones comerciales, ordenación de espacios económicos sobre la que manipula y demás.
  • Estructuras de cooperación cultural, social, y humanitaria: defensa del individuo o de las poblaciones y varios aspectos (U.N.E.S.C.O.).
  • Estructuras de fines específicos: Van a desplegar sus movimientos dentro de unos perímetros bien determinados. Una corporación puede incluir más de una finalidad. A la hora de clasificarlas, habrá que ayudar a aquél de sus fines que surja como principal.

Por su composición:


Las estructuras internacionales tienen una vocación universal puesto que se encuentran abiertas a la colaboración potencial de todos los Estados de la tierra y las organizaciones poseen un perfil regional o especifico al estar la colaboración de las mismas reservada a un número definido de Estados que reúnan definitivas situaciones preestablecidas de naturaleza económica, política, entre otras.

Por sus competencias:


Existen estructuras internacionales a las que sus Estados miembros no les conceden las capacidades soberanas y que se plantean instituir una colaboración entre los mismos y regularizar sus acciones con vistas a la satisfacción de unos beneficios frecuentes, hay otras estructuras en las que se origina una transmisión real de competencias soberanas, admitiendo sus Estados miembros restringir sus capacidades.