Concepto de Historia de las Relaciones Internacionales

La terminología “Relaciones Internacionales”, define al campo académico que es conocido como una ramificación de las ciencias políticas, encargado de indagar sobre temas internacionales y asuntos de interés político, económico, jurídico y diplomático, igualmente sobre los nexos que se establecen entre los Estado o Entidades supranacionales, el propósito de las organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales (ONG) y el de las industrias multinacionales.

Historia de las Relaciones Internacionales

Las Relaciones Internacionales, nacen con el surgimiento del Estado-Nación en Europa después del periodo medieval, estos Estados son el resultado de las transformaciones que tuvieron lugar en el llamado viejo mundo luego de la caída del Imperio Romano, que fomentaron la destrucción de los remotos sometimientos imperiales permitiendo lo que algunos historiadores han definido como “la división medieval”. Las Relaciones Internacionales no se han originado ni evolucionado de igual manera en todas las naciones del mundo, debido a los aspectos históricos culturales, académicos, económicos y a los sistemas políticos que han marcado el rumbo del progreso bajo las distintas concepciones y necesidades de los países.

La edad medieval (entre el siglo IV y el año 1000), se caracterizó por los bajos avances productivos, ausencia de la propiedad privada y pública, la falta de instituciones organizadas, la paralización intelectual y científica, serie de razones que hicieron de la constitución de un Estado Nacional, una ilusión. Las llamadas Ciudades-Estados de la gran Italia como Verona, Génova, y Pisa muy nombradas por los intercambios comerciales que mantenían con el oriente y norte de África, fueron las creadoras de la primera organización burocrática, mediante la cual conformaron embajadas representativas con el objeto de proteger sus intereses económicos.

Ante las distintas competencias comerciales en vías de desarrollo que se daban entre las Ciudades-Estados, surgieron los acuerdos pacíficos, lo cual dio como resultado una diplomacia que fue seguida por los nacientes Estados Nacionales europeos, que muchos años después se consolidarían como los más relevantes del continente. De acuerdo a la historia, estos sistemas estatales se iniciaron en 1815 al caer el poderío napoleónico, lo cual dio pie al establecimiento de una conferencia de paz que tuvo lugar en el congreso de Viena, por medio de la cual se intentó diseñar las bases de la nueva conducta internacional.

Los primeros países en formarse como Estados Nacionales fueron: Inglaterra, Francia, Alemania, España (Unidos los Reinos de Castilla y Aragón), Portugal, Dinamarca, Noruega y Suecia, Escandinavia, Hungría, etc. Dicha evolución se desarrolló entre los siglos XIV y XV, llegando a constituirse formalmente a finales del siglo XVI e inicios del siglo XVII. Durante la última guerra religiosa llamada “Guerra de los 30 años” entre los años 1618 y 1648, iniciada dentro del “Sacro Imperio Romano Germánico” tanto por motivos religiosos como por razones económicas-políticas entre los grupos catolicuorun y evangelicuorum, se realizó el primer acuerdo internacional conocido como “La Paz de Westfalia”, que terminó con las rivalidades y al mismo tiempo propició el surgimiento del sistema antiguo de relaciones internacionales.

Este primer acuerdo originado en la región alemana de Westfalia, dio inicio al derecho internacional público, asimismo fomenta los principios que establecieron el equilibrio del poder, le quitó potestad a la Iglesia, y colocó a Francia como la potencia prominente de Europa en perjuicio de España, entre otros. Todos los acontecimientos señalados figuran como el punto de partida del Sistema de las relaciones internacionales, con todas las implicaciones que ha traído. Es de hacer notar que, los estados seguirían coexistiendo con imperios multinacionales por más de 250 años, como el Sacro Imperio Romano Germánico, el Imperio Austriaco y el Imperio Otomano, que con el transcurrir del tiempo evolucionaron convirtiéndose en Estados-Nación, entre los que se mencionan están: Alemania en 1870, Austria en el año 1919 y Turquía en 1920.

En general, la historia posiciona el nacimiento de las Relaciones Internacionales en el convenio de paz de Westfalia celebrado en 1648, instante en el que florece el Estado Moderno. Mucho antes, el sistema político de la Europa Medieval era controlado por la organización religiosa del momento. Los acuerdos de Westfalia son formulados bajo la definición legítima de soberanía, en otras palabras, las leyes nacionales son la primera autoridad en el interior del territorio nacional donde no existan suplentes entre los conciudadanos y no hay superiores foráneos. En las clásicas Grecia o Roma, la autoridad de las ciudades aledañas giraban en torno a ellas y no es hasta el convenio de Westfalia que se implementa la noción de soberanía nacional.