Concepto de Plan Zamora

El Plan Zamora es un ejercicio militar que compone la participación de elementos militares y civiles, frente a posibles ataques internos y externos que perjudiquen la paz y la soberanía de Venezuela. Este Plan consiste en un constante control, vigilancia y patrullaje, en horas diurnas y nocturnas en zonas donde se genere las posibles agresiones.

Plan Zamora

Se activa el plan cuando se dan supuestos ataques en parte o en todo el territorio nacional, donde grupos contrarios y organizados efectúen protestas violentas que produzcan graves alteraciones al orden público seccionando los derechos constitucionales a la educación, al trabajo y el libre tránsito.

El Plan Zamora surge en el año 2014, cuando el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada y la Guardia Nacional pronunciaron la primera versión del denominado Plan Estratégico Operacional Zamora de Orden Interno.

Seguidamente, a finales de diciembre del año 2016, a causa de las protestas producidas por el anuncio sobre la desaparición en 72 horas, del billete de 100 bolívares fuertes la denominación más alta del cono monetario venezolano (hasta ese momento), el Presidente de la República Nicolás Maduro, reanudó la idea, notificando la realización de unos ejercicios para el mes de enero del año 2017. De acuerdo al Ejecutivo, el Plan Zamora permitiría la liberación territorial de la Patria, de grupos que alteraron el orden público.

Este Plan, además, consiste en un despliegue de fuerzas militares, fuerzas populares y fuerzas milicianas, conformado por aproximadamente 580 mil personas. Participan en las fuerzas militares:

  • La Guardia Nacional Bolivariana (GNB).
  • Fuerzas especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES).
  • Comando Nacional Anti Extorsión y Secuestro de la GNB, (CONAS).

La integración del CONAS a operaciones del Plan Zamora contribuye con vehículos que normalmente no se empleaban en este tipo de operaciones como son los VN4, caracterizados por ser blindados 4x4 fabricados en china, una especie de tanqueta de color negra.

Las fuerzas populares participan las organizaciones populares, tales como las denominadas UBCh, los Consejos Comunales, los CLAP y los Congresos de la Patria.

El Plan Zamora se ejecuta en la entidad ante posibles ataques bajo instrucciones específicas del presidente de la República de Venezuela, ya que posee su condición de comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El Plan Zamora presentado por el Comando Estratégico Operacional (CEO), bajo el mando de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) y de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI).

Por ejemplo, ante a un posible ataque al territorio venezolano, se ordena que todos los cuerpos policiales de los estados y municipios estén a la orden de la GNB, lo que crea la militarización de todas las policías de Venezuela. Una vez que se activa el Plan Zamora, todas las entidades de seguridad y orden público quedarán bajo el control operacional del jefe REDI, con el objetivo de emplear la seguridad debidamente.

Las consecuencia sobre los detenidos en el momento de la operación del Plan Zamora, serán privados de libertad conforme con la normativa vigente establecida en el código de Justicia Penal Militar, posteriormente aprehendidos, son trasladados a las distintas entidades de reclusión que atañen a los tribunales militares y al Ministerio Público Militar.

El Plan Zamora tiene una denominada “fase verde”, tal como el llamado Plan Ávila,- la cual son planes militares del Ejército de Venezuela planteado en el año 1989, para restituir el orden en momentos de desorden civil-, se refiere a la primera etapa del plan, pero ejecutado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y las llamadas milicias bolivarianas, para impedir protestas. Con el objetivo de un mayor despliegue de fuerzas del orden en las calles.

Plan Zamora

Cabe resaltar que, la Constitución de Venezuela, en su artículo 261, suscribe que la jurisdicción militar sólo es permitida para los militares.

La Constitución dice que, la seguridad de la nación está a cargo de la Fuerza Armada Nacional, conformada por el Ejército, la Guardia, la Armada y la Aviación Nacional. También, la Constitución define como entes de seguridad ciudadana a la policía, los bomberos, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y la Defensa Civil.

Por lo tanto, las milicias y los colectivos u otras denominadas fuerzas populares, no están autorizados para ejercer funciones de orden público, por lo que no pueden recibir, ni usar armas del Estado. En consecuencia, la incorporación de civiles en el Plan Zamora vulnera la Constitución.

Sin embargo, el Código Orgánico de Justicia Militar, anterior a la Constitución, sí aprueba que esa jurisdicción penal se aplique a delitos de naturaleza militar cometidos del mismo modo por civiles.