Concepto de Sistema de Reproducción

La reproducción de los animales domésticos es sexual, localizándose en ellos según la especie del animal, una fecundación interna o externa. La reproducción sexual se produce con la participación de gametos masculinos y femeninos, que al fusionarse durante el proceso de procreación dan vida al llamado huevo o cigoto. Esta reproducción en los animales se cumple a través de un aparato reproductor, donde los órganos que intervienen tienen la función de proporcionar los gametos mediante el proceso de meiosis.

Sistema de Reproducción

La diversidad de los procesos reproductivos en los animales, está generalmente relacionada con los órganos que facilitan el contacto entre los espermatozoides y los ovocitos es decir, la articulación del apareamiento. De igual forma, el momento oportuno y la energía de los animales también son considerados en el proceso de reproducción. Los órganos sexuales denominados “primarios” como las gónadas, son los encargados de producir los gametos o células sexuales, que en la hembra son los ovarios y los testículos en los machos, siendo estos animales unisexuales. En ciertas especies ambos órganos pueden formarse en un mismo individuo y son igualmente funcionales, estos animales son los conocidos como hermafroditas y producen también las hormonas sexuales correspondientes.

La reproducción sexual en los animales inmiscuye también a los distintos procesos denominados como fecundación bisexual o biparental, que vienen a ser la forma habitual en la que participan dos individuos literalmente separados, asimismo al hermafroditismo y la partenogénesis, formas menos usuales. Los animales que se reproducen sexualmente, liberan células haploides o gametos (espermatozoides y óvulos) por meiosis (división celular). El óvulo o gameto femenino proporcionado por la hembra y el espermatozoide o gameto masculino producido por el macho, se unen mediante el proceso de fecundación, del cual se reproduce una célula diploide llamada “cigoto”.

Aparato Reproductor del Macho


El sistema reproductor del macho se localiza en el interior de la zona hueca abdominal debajo del recto. En la parte externa se ubican los genitales externos (testículos y pene), cuya función es la de producir esperma, para ser depositado en el órgano reproductor de la hembra y la producción de andrógenos que son los reguladores de las características sexuales del macho y por supuesto, la elaboración de espermatoziodes. Si se trata de un animal joven, los testículos se hallan dentro de la zona hueca abdominal, hasta que bajan para ubicarse en la zona inguinal. En ocasiones, suele ocurrir que los testículos no bajan o bajan parcialmente.

Aparato Reproductor de la Hembra


Se encuentra situado en el interior de la zona hueca abdominal, entre el recto y la vejiga. Su anatomía está dividida en: ovarios, oviducto, útero, vulva y vagina. Entre sus funciones están la producción de óvulos, el traslado de los gametos del macho y la hembra durante la concepción, también la alimentación y conservación del organismo en formación, el parto en el tiempo establecido, igualmente la secreción de hormonas. Las hembras de los animales domésticos entran en celo en lapsos de tiempo regularmente precisos, pero se diferencian de acuerdo a cada especie. Las funciones cíclicas en los ovarios, útero y vagina están reguladas por la segregación cíclica de las hormonas.

La reproducción bisexual en los animales está caracterizada por tres situaciones vitales:

  • La gametogénesis (producción de los gametos).
  • El apareamiento (proceso mediante el cual se juntan los gametos).
  • La concepción (unión de los gametos).

La gametogénesis: se efectúa en las gónadas masculinas y femeninas. Es el momento en que las células germinales y diploides se multiplican por mitosis, para luego ser sometidas al proceso de meiosis, con el objeto de madurar a los óvulos y espermatozoides respectivamente.

El apareamiento: es el proceso que posibilita el acercamiento de los gametos para que la reproducción se produzca de forma adecuada y oportuna. El apareamiento depende fundamentalmente de la disposición y movilidad de los animales, también del espacio, área o ambiente en que debe efectuarse la reproducción.

La concepción o fecundación: en este sentido, los animales terrestres no pueden soltar sus gametos en el medio ambiente, ya que los espermatozoides necesitan de un entorno líquido para desplazarse y juntarse con el óvulo. Por tal motivo, estos animales liberan los espermatozoides directamente en el órgano reproductor de la hembra. La concepción interna por lo general, se lleva a cabo a través de la cópula.
En los animales, se diferencian los machos de las hembras, observando sus características sexuales secundarias o externas, o sea sus diferentes rasgos sexuales externos y que se evidencian generalmente cuando el animal alcanza la madurez sexual y la capacidad reproductiva El tamaño, los sonidos exhalados, el comportamiento, el desarrollo corporal, son unas de las cualidades que describen y determinan el diformismo sexual presente en muchos animales, especialmente en los mamíferos.