Concepto de Derecho Común

El Derecho común del latín “Ius commune”, es un término que describe a un tipo de derecho que se puede aplicar en todos los casos, totalmente contrario al derecho particular o propio (Derecho singular). Es conocido también como el concepto que se refiere al derecho vigente en Europa occidental que abarcó más de la mitad de la Edad Media, constituido por leyes de origen múltiple (romanas, canónicas, feudales y mercantiles), regulaciones jurisprudenciales que son la base de la estructura legal anglosajona.

Derecho Común

En otras palabras, el derecho común nació de un estudio que se desarrolló en las universidades medievales y los juristas de la época comprobaron que era una clase de derecho de fácil aplicación en todos los reinos cristianos, su florecimiento se vincula con el Renacimiento, partiendo de la legitimidad que se le reconoció al Derecho Romano justinianeo. Desde el siglo. XI, durante la constitución del “Ius commune”, se vienen intercalando fundamentos viejos y nuevos, con la intención de establecer la eficacia de un derecho que, ha ido creciendo por encima de las diferencias autonomistas de la conocida España de los cinco reinos, que se vale del derecho justinianeo como “Lex imperii”, entrelazando el Derecho Romano con el Derecho canónico y el Derecho feudal.

El derecho común, es una materia legal producto de la elemental transformación que ha sufrido la ciencia jurídica. Su denominación, es característica de un tipo de legislación que se implementó en las regiones hispánicas entre los siglos XII y XVIII, lo cual incluye a una etapa cronológica muy extensa que comenzó con la ocupación pacífica de una corriente jurídica, científica e ideológica originaria de Europa, que fue aceptada e integrada al sistema legal con una actitud cambiante y en situaciones diferentes debido a la pluralidad cultural jurídica. Por tal motivo se dice que, el Derecho común es un sistema jurídico típico de la Europa cristiana, que fue tomando forma en la Edad Media. El significado del Ius commune ampara la existencia de un mismo derecho para las diversas agrupaciones políticas de la baja Edad Media, que habían sido la raíz del crecimiento del Imperio Romano.

Todas las situaciones anteriores, produjeron cambios relevantes en las formas de vida y exigieron una reforma legal que debía sobreponerse a la expansión de la alta Edad Media, ya que la existente resultaba ineficaz para esa realidad tan distinta. Por ello, el nuevo sistema jurídico fue desarrollando en un lapso corto de tiempo, en el renacer del derecho clásico, que siendo conocido como una leyenda, sólo podía ser entendido a través de los textos de estudio actualizados en la época Justinianea. Es importante destacar que, en esa época ya la Iglesia tenía su propio sistema jurídico, soportado por las ordenanzas de los Concilios y por los preceptos o decretos emitidos por el Papado. El Derecho común, es una normativa legal que abarca todas las disciplinas jurídicas, tomando en cuenta que ha evolucionado en unas más que en otras y que de igual forma es considerado como sinónimo de derecho civil. Su doctrina está compuesta como se mencionó anteriormente por tres clases de derecho:

  • El Derecho romano o Justinianeo: se establece durante un proceso de reforma y de reelaboración de las leyes. La finalidad de su implementación representó el trabajo de un gobernante que proporcionó a su pueblo una serie de disposiciones jurídicas muy parecidas al modelo clásico. La creación de Justiniano fue factible mediante la preservación clasicista del derecho romano por parte de las corrientes orientales, particularmente las de Beirut y Constantinopla.
  • Derecho canónico clásico: está presidido por la actividad papal. Esta serie de normativas o reglas han sido de gran utilidad para regular o controlar la conducta de los miembros del clero, también para organizar el nombramiento de los mismos en sus labores de obispos, sacerdotes, diáconos, cardenales, etc. Además, han servido para establecer la forma de realizar las ceremonias de la iglesia como: la liturgia, el bautismo, primera comunión, confirmación y matrimonio.
  • Derecho feudal-lombardo: surgió como producto de la adaptación de experiencias antiguas y del empleo de carolingios de tipo feudal en el territorio norteño de Italia. Este tipo de derecho, nunca fue legalizado como un órgano jurídico, pero fue de gran ayuda en la resolución de casos en los que el derecho justinianeo no encontraba solución alguna.

De acuerdo al significado de Derecho común como homólogo del Derecho civil, es aquel que regula:

  • El contexto del Derecho privado cuando no se puede aplicar el Derecho mercantil.
  • De manera complementaria al Derecho Mercantil, cuando éste se puede aplicar en algo que no está expresamente regulado.
  • De manera complementaria al Derecho foral, cuando éste existe y se puede aplicar fácilmente en una situación o territorio.
  • La implementación de un Derecho u otro en los conflictos territoriales.