Concepto de Derecho Público y Privado

El Derecho público, es la parte del ordenamiento jurídico que se encarga de legalizar las relaciones que tienen lugar entre las personas e instituciones privadas y las entidades presididas por el poder público, cuando éstos últimos ejercen su legítima autoridad y facultades, partiendo de un determinado procedimiento legal o dependiendo de la actuación de los organismos públicos administrativos que estén involucrados.

Derecho Público y Privado

El principal atributo del Derecho público, es que sus normas no están sujetas a la libre voluntad que desearían ejercer las partes, son regulaciones irrenunciables e imperativas, en virtud de ser concebidas a partir de una relación de sujeción por parte del Estado. El motivo que justifica la existencia del Derecho público, es que regulariza los derechos que se ocupan de mantener el orden público, los cuales deben ser respetados y obedecidos por todas las personas que están sujetas a un estado de derecho.

El Derecho público, legisla sobre un gran número de materias que se relacionan con la Administraciòn y el Estado, su estructuración, competencias y en general, el ejercicio legal de los entes constitucionales, de los derechos constitucionalmente aprobados y suministra respaldos legales frente a las injerencias de los poderes públicos en las libertades, derechos y seguridad individual. Asimismo, sirve de guía en la Administración pública interna o nacional, en su ejercicio mediante la aplicación de procedimientos administrativos que se relacionan con muchos otros procedimientos especiales y se encarga también de asuntos supranacionales (Derecho internacional público) e internos muy específicos.

Dentro del Derecho público, también se incluyen al Derecho penal, Derecho procesal orgánico y procedimental (sin menoscabo de algunas materias, en las que puede imperar la autonomía de las partes), Derecho financiero y tributario, de igual manera ciertas materias que corresponden al Derecho laboral, al Derecho parlamentario y de seguridad social como por ejemplo, las infracciones y castigos de orden social.

En el mismo orden de ideas, cabe destacar que, los principios cuyo contenido enmarcan al Derecho público suelen oponerse a los principios de independencia de la voluntad y de igualdad de partes del Derecho privado, los cuales son:

  • Teoría de la legalidad: es un reglamento del Derecho público mediante el cual se establece, que toda actividad de potestades debe ampararse en normas jurídicas asignadas por el órgano correspondiente y por la serie de materias que están bajo su jurisdicciòn. Por tal motivo se considera que el principio de legalidad es un aval de la seguridad jurídica.
  • La potestad de imperio: el Estado y sus instituciones, en sus distintos vínculos con los particulares dentro del Derecho público, no interviene situado dentro del plano de la igualdad, sino en uno de desigualdad, proveniente de la postura soberana o de autoridad con que está revestido, desarrollando así una potestad pública.
  • El Derecho privado: es aquel que se ocupa de sancionar las relaciones entre los particulares, las cuales se plantean en su propio nombre y provecho, se encarga de aplicar las normativas que regulan la comunicación entre los sujetos privados, en protección de sus intereses particulares. En ocasiones sus reglas son de “Ius dispositivum”, lo cual significa que los individuos privados pueden escoger algunas veces entre regular su comunicación o vínculos por medio de ellas o implementar sus propias normas. El Derecho mercantil, es una de las ramas del Derecho privado desde las primeras épocas, así mismo el Derecho civil (comercial, laboral, agrario, minero e internacional privado).

Los preceptos fundamentales del Derecho privado son:
la autonomía de voluntad (cada una de las partes busca satisfacer sus propios intereses) y el principio de igualdad (los individuos de derecho se encuentran en una plano de igualdad dentro del ámbito de los actos privados). La disciplina de mayor relevancia dentro del Derecho privado es el Derecho civil, que controla el comportamiento de la persona en su posición de dueño de un patrimonio y como individuo que forma parte de una familia o que pertenece a un grupo social.

Otras diferencias de importancia entre el Derecho público y el Derecho privado:

  • En el Derecho público prevalece la heteronomía y las reglas de corte autoritario u obligatorio, en cambio en el Derecho privado predominan la autocombinación de los intereses en disputa y las leyes con atributos de corte dispositivo (reglamentos que se aplican en caso de que las partes involucradas no logren llegar a un acuerdo contractual).
  • Para el Derecho privado, las partes implicadas se suponen vinculadas a posturas de igualdad, por lo menos teóricamente. La relación original de Derecho público en este sentido, está objetivamente delimitada por una desigualdad proveniente de la situación soberana que recubre a las entidades públicas (poderes públicos) que en la misma intervienen.
  • Se afirma igualmente que, las regulaciones del Derecho privado buscan favorecer los intereses particulares de cada persona, mientras que las reglas del Derecho público están dirigidas a la obtención de algún interés público.