Concepto de Aceptación del Poder

El área de las ciencias legales explica que la aceptación del poder puede ser formula o implícita. El apoderado puede declarar que acepta el poder. Pero también se piensa que hay aceptación cuando el encargado hace actos que establecen adiestramiento del poder conferido. Por lo tanto, no se requiere que el abogado firme la demanda de poder o que se haga presentación personal de éste, sólo del poderdante (quien concede el poder).

Aceptación del Poder

Es importante indicar que es el artículo 75 del código civil el que instaura la norma general referente a que en ningún caso logrará proceder simultáneamente más de un encargado judicial de una misma persona. Lo cual se cree que no puede haber más representantes procediendo que el número de personas registradas dentro del proceso. Sin embargo, una sola persona puede conceder poder a uno o varios abogados, pero a la hora de practicar en el proceso, solamente puede hacerlo uno de ellos y no todos a la vez. La medida trae la salvedad que el encargado judicial puede ser una persona jurídica (una firma de abogados) y practicará la representación quien en su título aparezca como el profesional de derecho acreditado para ello. Si en el poder se señalan varios abogados, a quien figure en primer término se considerará como principal y los otros como suplentes en su orden. El poder especial para un proceso predomina sobre el general concedido por la misma parte.

Es necesario mencionar que la aceptación es importante en cuanto a partir de ella aparecerán los derechos y compromisos, tanto para el poderdante como para el procurador. Para ejemplificar y comprender más sobre este tema, se puede indicar que en el artículo. 67 se puede observar la aceptación de poder. El artículo hace referencia con el reconocimiento del apoderado. Para que se reconozca la personalidad de un apoderado es preciso que éste sea abogado suscrito y que haya aprobado el poder señaladamente o por su adiestramiento. La aceptación del poder sólo la pueden tener todas aquellas personas que formen parte del grupo de abogados ya inscritos en su colegio, para ello es importante que tengan ya su firma registrada, debido a que es eso lo que le da valor y autorización a todos los asuntos legales que éste maneje.