Concepto de Acueductos y Cloacas

Los acueductos son vías de conducción de agua, que permiten el traslado del vital líquido desde el lugar en el que este se encuentra en estado natural hasta las distintas comunidades, para que las personas puedan consumirlo. Pueden construirse con ladrillo, piedra, madera o metal. Estos sistemas, tal como lo indica su nombre (acueductos) son conductos de uso exclusivo para el agua.

Acueductos y Cloacas

Existen otros tipos de acueductos diseñados por el hombre que pueden tener formas más primitivas y simples, como las zanjas en el terreno que crean atajos o desvíos de cursos de agua natural, que también pueden estar canalizadas o provenir de pozos que se crean a cierta profundidad para obtener agua desde el interior de la tierra. Todas estas clases de sistemas de conducción de agua forman parte de la ingeniería y muchos de ellos están excelentemente fabricados. Los acueductos de mayor relevancia se encuentran en gran parte de Europa y fueron construidos en la época del imperio romano en la antigüedad.

Los acueductos pueden estar diseñado de diversas maneras y tener distintos formatos dependiendo de la región, la distancia de conducción, el tipo de terreno, etc. Las formas más típicas de acueductos son aquellas que parecen un puente y que unen distancias de conducción bastante importantes. Este tipo de acueducto, son por lo general de gran altura y por ellos fluye constantemente el agua. Los pueblos orientales y griegos fueron los primeros creadores de los acueductos primitivos, aunque los romanos como se indicó anteriormente, fueron los que más promovieron este método e introdujeron nuevas técnicas al respecto.

Los componentes de un sistema de aguas negras son:
la microcuenca (de donde se obtiene el agua natural a distribuir), captación (son las obras que permiten tomar el agua desde su sitio de origen), desarenador (sistema encargado de separar los elementos sólidos y la tierra que arrastra el agua durante su recorrido), sistemas de conducción (son las tuberías que conducen el agua hasta las plantas de tratamiento o al tanque de almacenamiento y red de distribución), planta de tratamiento (filtrado y purificado del agua), tanques de almacenamiento (almacenan el agua potabilizada como reserva), sistemas de distribución (son las tuberías que conducen el agua hasta las viviendas).

Las Cloacas


Son aquellas aguas contaminadas y putrefactas, que provienen de vertederos de excrementos humanos o animales, las cuales son trasladadas por medio de conductos que se instalan de forma subterránea y están conectados a las tuberías domiciliarias de las viviendas; las cuales, permiten la evacuación de las también llamadas aguas residuales o servidas. Su importancia es tal que requiere tratamientos de canalización y desalojo pero si este último no se hace como es debido, genera graves problemas de insalubridad.

Las cloacas inicialmente se acumulan en el colector principal que es el medio de transporte de estas aguas hacia una planta depuradora o al sitio de su vaciado final. Es importante destacar, que los conductos deben ser elaborados con una determinada inclinación para que las aguas fluyan por la ley de gravedad. Inclinación que no puede ser muy acentuada para evitar que los fluidos se desplacen a gran velocidad, ya que las aguas negras causar desgastes en la tubería. Es también indispensable, que las uniones sean herméticas para imposibilitar las filtraciones y la penetración del agua de lluvia. Es común, que las cloacas colapsen por el almacenamiento de elementos que son lanzados por las personas de forma incorrecta.

Los sistemas de aguas residuales se remontan a la antigüedad, de hecho se han encontrado instalaciones en lugares prehistóricos de Creta y en las antiguas ciudades Asirias, su función original era el drenaje, es decir la recogida del agua de lluvia; en la antigua Grecia se han encontrado muchos restos de letrinas en cuartos subterráneos, de forma cuadrada o circular; con agujeros de ventilación e iluminación en el techo; los cuales se vaciaban sobre las cloacas situadas a mayor profundidad.

Factores que hacen necesario la construcción del sistema de recolección de fluidos orgánicos:

  • Factores sanitarios: para prevenir la insalubridad, y así evitar el desarrollo de distintos tipos de enfermedades.
  • Factores de tipo ambiental: para prevenir la degeneración del medio.
  • Factores de tipo estético: para evitar que los fluidos residuales sean arrojados a la calle, lo cual genera situaciones desagradables tanto para el olfato como para la vista.

Los sistemas utilizados para la recolección de las aguas servidas son dos:
sistema unitario o combinado (por un conducto se recogen tanto las aguas de lluvia como las aguas residuales); sistema separado (se recogen por separado el agua de lluvia y aguas negras, mediante dos tuberías independientes).

Los componentes de un sistema de aguas negras son: red de tarjetas (tuberías que reciben los desechos de los albañales y las descargas domiciliares de las viviendas), colectores (recogen y transportan los desechos hasta la parte final de la zona urbana), interceptores (interceptan o desvían las aguas pluviales), emisores (reciben el agua residual transportada por los colectores), planta de tratamiento de aguas residuales (procesan el agua residual para eliminar su poder nocivo), estaciones de bombeo (envían el agua residual al sitio de vaciado), sitio de vaciado o descarga (si el agua residual cuenta con el tratamiento adecuado, pueden ser utilizadas para riegos agrícolas, de parques, etc) obras conexas o accesorias (son las que permiten el funcionamiento del sistema de alcantarillado).