Concepto de Controles Eléctricos

Los controles eléctricos son conexiones eléctricas o electrónicas fabricadas para controlar y procesar la entrada de los impulsos eléctricos en equipos sencillos o más complejos, como las maquinarias industriales y contienen una serie de dispositivos que se encargan de realizar la función controladora, tales como, interruptor de control (relé), contactores, material sintético y conductores de electricidad, que se utilizan como controles de arranque en equipo, como lo son, turbocompresores, termocompresores, bombas, aparatos mecánicos, refrigeradores, motores, generadores, etc. Es decir, se emplean para controlar el flujo de corriente eléctrica en aparatos de uso industrial o doméstico.

Controles Eléctricos

El control eléctrico, es un dispositivo electromagnético que, toma la señal desde una variable eléctrica (sensor) y luego ajusta su función controladora mediante la comparación que realiza con un punto fijo que le proporciona la señal de entrada para procesar y ejecutar el control de salida. Los controles eléctricos pueden ser, controles de encendido y apagado, controles de proporción de tiempo, controles de proporción actual y controles de proporción de posición.

Controles Eléctricos


  • Controles de encendido y apagado: los equipos de procedimientos sencillos, requieren solamente de controladores que contengan la maniobra apagado y encendido, clases de controles que son utilizables por ejemplo en los termostatos de aparatos domésticos, es decir estos dispositivos controlan la salida del flujo eléctrico activando o desactivando en un 100%. La efectividad de este tipo de controles es comprobable, dependiendo del tipo de artefacto a controlar y siempre debe mantener un rango sostenido muy cercano al de los puntos de encendido para que pueda cumplir con su función.
  • Controles de proporción de tiempo: son los controles que ejecutan procedimientos más exactos y complejos que los controles de encendido y apagado, pero que funcionan de forma relativamente parecida cuando la temperatura actúa fuera de las denominadas bandas de proporción. Dichas bandas se encuentran situadas en torno al punto fijo, lugar donde la proporción de tiempo opera cuando el proceso de temperatura entra a las bandas de proporción, momento en que el proceso de trabajo se acerca al tiempo de conexión y al tiempo de desconexión. Cuando el proceso se desarrolla en el nivel más bajo de las bandas proporcionales, el tiempo de encendido es más largo que el tiempo de apagado.
  • Controles de proporción actual: estos controles envían una señal de salida de 4 a 20 miliamperios, donde una señal eléctrica de 20 miliamperios tiene la función de energizar al 100%. Las señales de los controladores de proporción varían de acuerdo al rango que desarrolla el valor descrito por la temperatura durante el proceso y el rango de inicio descrito por el punto fijo de entrada, mediante el impulso eléctrico de una señal determinada. Estos controles, mantienen la relación rectilínea continua entre la precisión del valor de la variable controlada y la posición de la señal de salida controlada.
  • Controles de proporción de posición: el control se activa a través del impulso eléctrico proporcionado, el cual le suministra a los controladores de proporción, la energía necesaria para mantener la posición de un dispositivo en un rango de 0 a 90°. El control del fluido eléctrico es ejecutado por un sensor que transmite una señal de 4 a 20 miliamperios, dependiendo del ángulo de posición en que se encuentre el dispositivo controlador. Estos controladores, son generalmente los encargados de dominar el movimiento de los giros que describen los dispositivos eléctricos en los motores industriales.
  • Los interruptores de control y contactores: son instrumentos electromagnéticos que se encargan de liberar y detener continuamente el flujo de corriente en los circuitos eléctricos, ambos manejan diferentes potenciales controladoras y a su vez pueden contener dispositivos de protección. Algunos instrumentos de control eléctrico suelen estar compuestos por dispositivos manuales y automáticos. Los dispositivos que constituyen una red de control eléctrico se clasifican de acuerdo a su función, dentro de las cuales se mencionan: las piezas de maniobras (permiten o interrumpen el paso del impulso eléctrico), piezas de mando manual (operan mediante la activación manual), piezas de mando auxiliar o automáticas (operan de forma mecánica mediante variables físicas), piezas de señalización (indican el estado de carga eléctrica entrante) y piezas de protección (protegen a los equipos de las sobrecargas eléctricas o altos voltajes).

Los principales instrumentos de control eléctrico son los siguientes: dispositivos térmicos (protegen de las sobrecargas prolongadas), dispositivos térmicos-diferenciales (regulan el impulso eléctrico en motores trifásicos y otros equipos), dispositivos termomagnéticos (protegen a los equipos de cortocircuitos y altos voltajes), dispositivos electromagnéticos (activan o desactivan circuitos eléctricos independientes), dispositivos electromagnéticos-diferenciales (actúan en función de las variaciones de corriente) y dispositivos de sobrecarga de estado sólido (controlan señales de entrada en motores de inducción, entre otros).