Concepto de Puesto de Trabajo

Se denomina puesto de trabajo, a lo que se conoce concretamente como el espacio que un individuo ocupa dentro de una empresa, institución o entidad, donde realiza alguna actividad o función con la cual puede ganarse el sustento, ya que obtiene un salario o sueldo específico. Es también algo que se ofrece, la fuerza que mueve a una organización; que le otorga al empleado el derecho a exigir a la misma, un lugar específico y apropiado para efectuar su labor.

Puesto de Trabajo

El puesto de trabajo donde cualquier persona puede desarrollar una actividad o labor, también suele ser denominado estación o lugar de trabajo, sin embargo, en ciertas ocupaciones no hay un sitio concreto donde se desarrollan las tareas laborales por ejemplo un policía, un taxista o un predicador. Por consiguiente, el concepto como tal, igual hace referencia a la actividad en sí misma y dicha noción al parecer, se inició quizás con la llegada de la era moderna, con los efectos de la Revolución Industrial y la construcción de fábricas o industrias que necesitaban mano de obra no familiar o allegada, al contrario de lo que ocurrió hasta ese entonces con los grandes talleres e inclusive con el oficio rural.

El puesto de trabajo es, en consecuencia, una idea abstracta que incluye la actividad por la cual se es contratado y a partir de la que se obtendrá un sueldo que ha sido concretamente designado en base al esfuerzo, cantidad de horas, la exigencia de conocimientos, los riesgos que el trabajo pueda suponer, etc.

Es de hacer notar que, hay labores que ameritan ser realizadas en un lugar totalmente delimitado; asimismo que los sujetos que trabajan en el comercio, en la administración o en un perímetro específico, requieren que estos lugares estén bien habilitados y en perfectas condiciones para ejercer su profesión. El reglamento laboral estipula, que cualquier puesto de trabajo debe cumplir con una serie de requisitos de seguridad y de tipo higiénico, ya que dichos aspectos son esenciales tanto para el trabajador como para el empresario.

En los últimos años, se ha venido desplegando una auténtica evolución en la estimación de lo que es en realidad un puesto de trabajo, la incursión de las nuevas tecnologías ha facilitado la viabilidad de una nueva variedad de empleo, el teletrabajo. El mismo se trata de una propuesta que supera absolutamente a las anteriores, en el cual las faenas se efectúan por medio de un ordenador fijo o portátil y por lo tanto, el lugar es irrelevante, más bien lo único que importa es la actividad que se lleva a término. Este avance tiene efectos diversos como por ejemplo, una tienda tradicional que está perdiendo su función y poco a poco a través de las negociaciones on line, mediante las que el consumidor puede realizar sus compras sin necesidad de desplazarse, la misma resurge volviéndose notablemente competitiva.

Cuando se habla sobre el puesto de trabajo, también se hace mención a un anhelo personal, a la aspiración de integrar una labor productiva de crecimiento tanto laboral como individual. Actualmente, los niveles de desempleo son muy altos en la mayoría de los países en desarrollo y en ese sentido es evidente el problema para conseguir trabajo y para mantenerlo. Ante esta situación, las personas que no trabajan se instruyen de manera constante y valiéndose de esto, intentan alcanzar las mejores condiciones para lograr el deseado cargo, que le permita contar con un sueldo y una estabilidad económica.

Tiempo atrás los oficios se realizaban durante toda la vida y no había avances sustanciales para el trabajador; hoy en día, en algunas naciones la persona empieza como aprendiz y va mejorando su cualificación hasta establecerse en su empleo, el cual puede durar muchos años. No obstante, esta situación no es tan habitual en otros países, por lo que la concepción de puesto de trabajo es inestable y cambiante.