Concepto de Adenoides

Las adenoides son masas que se encuentran en la parte posterior de la cavidad nasal. Su principal función es de atrapar los virus y bacterias que se encuentren en el aire o en los alimentos ingeridos con la producción de linfocitos y anticuerpos. Además, tienen propiedades contra las infecciones en infantes. Por lo general, las adenoides desaparecen durante la adolescencia, porque ya no son necesarias como mecanismo de protección de infecciones.

Adenoides

Las adenoides, junto con las amígdalas conforman el sistema linfático, encargada del control de fluidos y eliminación de infecciones. Las adenoides se forman durante el séptimo mes del feto, creciendo hasta las 5 o 6 años, luego se van encogiendo a partir de los 8 años hasta que desaparecen. Algunas veces son extirpadas por una intervención quirúrgica, pero no producen problemas inmunológicos a los pacientes.

La cirugía es necesaria cuando las adenoides siguen creciendo y obstruyen la cavidad nasal, imposibilitando el paso de aire. Esto se denomina hipertrofia de adenoides.

La Hipertrofia de adenoides es la inflamación de las adenoides. Ocurre principalmente en niños con recurrentes casos de infección de garganta, produciendo faringitis, amigdalitis y adenoiditis. Además, son frecuentes los casos que vienen acompañados de otitis media, sinusitis crónica y rinitis.

Cuando el niño padece de la inflamación recurrente de las adenoides, comienza a albergar en estas mismas bacterias que son base para nuevas infecciones. Las adenoides hipertrofiadas provocan respiración dificultosa y ruidosa, respiración por la boca, ronquidos al dormir, apnea del sueño (breves periodos de falta de respiración mientras está dormido), voz nasal y sensación de tener el oído obstruido.

La hipertrofia de adenoides produce cambios morfológicos en la cara del niño, siendo los más notables la cara alargada, dientes mal posicionados, mandíbula pequeña y poco desarrollada, orificios nasales elevados y paladar arqueado. Asimismo, el niño sufre de pesadillas, duerme mal y por ende, pasa el día somnoliento y de mal humor.

El tratamiento de la inflamación e hipertrofia de adenoides se realiza solo por medio de una cirugía, llamada adenoidectomía. Esta es indicada en niños con obstrucciones graves en las vías respiratorias. En casos menos graves, se indican antibióticos y corticoides para bajar la inflamación.