Concepto de Agricultura de Subsistencia

La agricultura de subsistencia se refiere al modo de producción en la que casi en la totalidad de los cultivos son empleado para sostener a la familia que los trabaja y pocas veces producen más para venderlos o almacenarlos para su posterior uso. Nació hace más de 10,000 años en diferentes zonas a nivel mundial y es parte primordial del desarrollo todas las culturas.

Agricultura de Subsistencia

Antes de aparecer la agricultura, los grupos humanos contaban con muchos recursos a su disposición y residían en equilibrio con la naturaleza. Vivían en un sitio y únicamente emigraban cuando el alimento comenzaba a disminuir, debido a que se comenzaba a terminar o por los cambios de estación. Lo cual permitía la reproducción de los recursos del ecosistema.

Históricamente, entre 13000 y 11500 a.C. la población se convirtió en sedentaria. En este tiempo ya no se tenía la necesidad de emigrar ya que había abundancia tanto de recursos como de alimentos, causada por el incremento de las lluvias. Esta circunstancia suministró que la densidad población se desarrollara, lo que hizo más difícil las migraciones.

Pero entre 11500 a.C. y 10600 a.C. se provocó un incremento de las temperaturas globales y una gran sequía. Como efecto, el los grupos humanos reforzaron las prácticas horticultoras para mantener su estilo de vida sedentaria que ya había iniciado en vez de migrar y, desde el año 8500 a.C., la sociedad mundial ya era totalmente agrícola.

La agricultura fue la primera gran revolución. Los principales lugares de origen de la agricultura fueron lo que actualmente es El Centro de África, México, Perú, Irak, China, Papúa Nueva Guinea e Indonesia.

La prolongación de la agricultura de subsistencia se modifica de un país a otro dado a las economías en transformación. El 50% de las viviendas rurales rumanos no comercializan ninguna producción y en una investigación para Bulgaria, el número es mayor, con el 77,35%. Cerca del 40% de la obtención agrícola general en Rusia en el año 1996 podría imputarse al sector autosuficiente a menor escala.

En Sudáfrica, hay 39.983 unidades de explotación productiva agrícola, que provocan en torno al 95% de la producción del país, de las cuales se ubican en el 88% del total de tierras rurales. Los trabajadores de subsistencia producen en el sobrante 12% de las tierras agrícolas. La producción de alimentos en la vivienda se efectúa en condiciones complejas en las que la lluvia es impredecible y la productividad del suelo está reduciendo.

La agricultura de subsistencia está asociada de forma negativa con el nivel de desarrollo económico de un país, esto indica que, entre más desarrollado está un país demostrara menor cantidad de habitantes que se ocupen a esta tarea.

La agricultura de subsistencia intensa está desarrollada en numerosos países menos desarrollados, donde más del 85% de su población rural trabaja en este tipo de agricultura. El origen de esto se debe a la falta de materiales y tecnología en los países más pobres, esto sucede a pesar de que la agricultura productiva siempre suministra más ingresos.

Un motivo importante para la superioridad de la producción de subsistencia frecuentemente es la falta de acceso a los proveedores para los productos y los materiales. Esto significa que el costo del producto elaborado sea enormemente bajo. También, la producción de subsistencia puede ser la consecuencia de bienes de consumo abruptos. Si no existe acceso a mejores mercados de consumo, el estímulo para producir exuberantes comercializables es bajo.