Concepto de Desinfección

La desinfección es el proceso de eliminar, erradicar, minimizar bacterias , es decir, la desinfección elimina una infección o las probabilidades de que esta se reproduzca o crezca. La desinfección se logra por medio de un producto desinfectante, el cual tiene un efecto bactericida sobre virus, bacterias y esporas. La desinfección se consigue por diferentes métodos, las cuales se analizarán más adelante.

Desinfección

Los agentes que causan enfermedades se encuentran en cualquier parte, como almohadas, pisos, paredes, ropa y demás. La desinfección de estos objetos contribuye a la minimización de infecciones, ya que elimina los microorganismos que puedan estar presentes en estos materiales o superficies.

El agua debe ser desinfectada mediante al menos tres métodos, el hervor, que es hervir el agua hasta su ebullición a 100°C; por acción química, añadiéndole al agua lejía o cloro en pequeñas cantidades y la filtración o el ozono, aunque también puede emplearse la radiación ultravioleta.

Niveles de Desinfección:

  • Alta: en esta categoría se eliminan los microorganismos como bacterias y hongos. Se emplea la inmersión de los objetos en sustancias desinfectantes y, dependiendo de su potencia, entre 20 a 45 minutos.
  • Media: se eliminan bacterias, esporas, hongos y virus. Se frota, pulveriza sumerge el objeto a desinfectar durante unos 20 minutos.
  • Baja: es la desinfección más pobre, eliminando bacterias vegetativas, virus y algunos hongos. El método usado es la frotación del desinfectante contra el objeto por 30 segundos como mínimo.

Importancia de desinfección por escala de instrumentos empleados en el área de salud:

  • Artículos críticos: son instrumentos que tocan tejidos estériles o el sistema vascular, por lo que tienen gran probabilidad de infección si algún organismo patógeno entre en contacto con este. Son los instrumentos usados en cirugía, catéteres, implantes y demás instrumentos que deban tocar el interior del cuerpo humano. Para su desinfección debe usarse el vapor o esterilizantes químicos.
  • Artículos semicríticos: solo entran en contacto con las mucosas o piel indemne. Son los instrumentos para terapia respiratoria o analgésica, endoscopios, laringoscopios, citoscopios, entre otros. Su desinfección debe ser alta, ya que aún tocan tejidos sensibles a microorganismos.
  • Artículos no críticos: en este caso, no hay riesgo de infección, pues los instrumentos no tocan mucosas del organismo. Estos son: muletas, equipo de auscultación o de medición de presión arterial, camas, objetos de cocina y suelo. La desinfección es poca, con un desinfectante de bajo nivel.