Concepto de Ecología

La ecología como ciencia, es una derivación de la biología que examina las interacciones que definen la distribución, afluencia, cantidad y organización de los seres vivos en su hábitat natural. En otros términos, analiza la influencia de unos sobre otros en su ámbito físico y biológico e incluye las normas básicas que regularizan la actividad de cada ecosistema y además, es una ciencia que incluye varios de los conocimientos de otras ramas. Como disciplina, investiga la adaptación de una especie al entorno que la circunda y las opciones para que esa entidad cuente con un desarrollo sustentable.

Ecología

El concepto de ecología, fue aplicado inicialmente por el zoólogo alemán Ernst Haeckel en 1869, para hacer mención a la relaciones de los organismos con su hábitat; no obstante, con el paso de los años la definición se difundió logrando incluir el estudio de los aspectos del medio e incorporando el movimiento de los elementos biológicos y su energía; de igual modo su transformación a raíz de la existencia de grupos muy específicos. Al hablar de ambiente, se deben estimar las características físicas que se toman como agentes biológicos regionales, lo cual abarca al clima, geología e individuos que habitan dicho espacio.

Cuando se estudia en su totalidad al biotopo y a los seres vivos de un lugar (animales, plantas, organismos eucariotas, procariotas u hongos, etc.), se elige utilizar el término ecosistema y se aplican tres tipos de análisis: a) se analizan las comunidades, o sea el conjunto de seres de una familia determinada y que hacen vida en un sitio preciso; b) por otro lado, la ecología busca entender a las poblaciones o agrupaciones que son diferentes entre sí y que se relacionan generalmente por los hábitos alimenticios, como los bosques africanos, donde coexisten e interactúan grupos de animales que se sustentan mediante la caza; c) Investiga a los ecosistemas o poblaciones que están interrelacionadas y que al mismo tiempo, se establecen en un sitio o ámbito determinado; bien sea una laguna, selva o un desierto.

Junto a los elementos físicos y químicos que afectan a un ser vivo cualquiera, la ecología toma en cuenta las interrelaciones de éste con otros organismos, la interpretación de estas afinidades en los grupos y poblaciones está a cargo de la sinecología, una de sus ramas interdisciplinarias. Debido a los puntos de vista necesarios para el análisis de las especies, como ciencia se apoya en diversas ramas del saber como la climatología, hidrología, oceanografía, física, química, geología y la observación de suelos entre otros. Asimismo, involucra disciplinas tan diferentes como la morfología, fisiología, embriología, genética, taxonomía, paleontología, anatomía, citología, histología, las matemáticas, la botánica y zoología.

Los ecólogos utilizan fundamentalmente las técnicas de estudio que permiten evaluar de forma individual, las complejas relaciones de las especies con el entorno del que forman parte; dicha investigación es prácticamente reciente ya que en sus inicios, la ecología sólo centraba su atención en la zoología y la botánica. A través del interés de analizar al ser humano y su entorno, comenzó a surgir el concepto de medio ambiente y dentro del ámbito donde se arraiga una familia, se consideran los factores abióticos o físicos tales como: humedad, temperatura, luminosidad solar y los componentes biológicos, que se aprecian en la interrelación de las distintas especies que se alojan en un medio.

Un principio esencial de la ecología es la homeostasis, el cual señala que todos los géneros que pueblan un espacio natural equilibrado suelen autorregularse y prevalecer bajo una cantidad más o menos invariable, así es como el medio garantiza una distribución razonable de los recursos y se evitan las carencias. Algunas terminologías como la “huella ecológica”, se utilizan para indicar el impacto que produce sobre la superficie terrestre, un modo de vida específico y cuando se mencionan la sostenibilidad o sustentabilidad, se está señalando la estabilidad de las prácticas de una población en su ámbito.