Concepto de Economía Heterodoxa

La economía heterodoxa se trata del conjunto de academias o los acercamientos de los pensamientos económicos, que se hallan fuera de la economía ortodoxa. La economía Heterodoxa es un término que contiene diferentes proyectos separados.

Economía Heterodoxa

La economía según la heterodoxia es el modo en que la sociedad se establece para los procesos de producción, comercialización y consumo de productos. Diferenciando a las personas como actores que ayudan para el desarrollo de dichas acciones. La heterodoxia habla de la economía refiriéndose como al saber de la ciencia social, donde la conducta de los actores se determina por su imprevisibilidad y donde las definiciones son subjetivas.

Uno de los principios admitidos por la escuela neoclásica es la racionalidad de los mecanismos económicos, la cual se basa la economía ortodoxa. Para ciertos economistas el término de la conducta racional maximizado es sinónimo de conducta económica. La economía neoclásica supone que los mecanismos son racionales y se proponen maximizar su ganancia individual, sujetas a restricciones ambientales. Partiendo de este concepto los ecónomos neoclásicos proceden sus funciones de la oferta y la demanda, las cuales bajo varias condiciones conlleva al equilibrio del mercado.

La economía heterodoxa rechaza estos conceptos fundamentales bajo las cuales ha sido formada la economía neoclásica. La cual se caracteriza por:

  • Rechazo de la idea atomista individual en favor de un pensamiento de un sujeto socialmente inmerso.
  • Énfasis en el lapso de tiempo como un proceso histórico invariable.
  • Razonamiento en cuanto a influencias recíprocas entre personas y las estructuras sociales.

Las escuelas de la Economía Heterodoxa son:

  • Socioeconomía.
  • Economía de Complejidad.
  • Escuela austríaca.
  • Economía feminista.
  • Economía marxista.
  • Economía socialista.
  • Economía binaria.
  • Economía ecológica.
  • Neuroeconomía.
  • Economía evolucionista.
  • Economía institucional.
  • Escuela postkeynesiana.
  • Nueva economía institucional.
  • Postautismo.

  • Bioeconomía.

La humanidad ha presenciado cómo grandes imperios conquistan tierras, se desarrollan, engrandecen a sus gobernantes, viven en la cima del éxito y, después, desaparecen. Este ejemplo puede aplicarse a la economía; si bien, esta no parece derrumbarse de ninguna manera. En sus tiempos más antiguos, se denominaba economía a sistemas de intercambio, en los que se recalcaba la contribución entre diferentes naciones. Con el final de la Edad Media y el feudalismo, el desarrollo de la economía tal y como se conoce hoy en día, inició. Por esta razón, el surgimiento, auge y caída de distintas escuelas económicas, como la clásica, la marginalista, la neoclásica, la marxista, entre otras. Desde la historia, se ha percibido que la economía heterodoxa opta mejor por pensar la economía como un segmento de las ciencias sociales y no constituir una actuación concreta, racional y predecible. Los actores (personas), no se encuentran sujetos a ninguna conducta, por tanto, los procedimientos económicos pueden tomar un curso diferentes; también, todas las definiciones son subjetivas. Con frecuencia, se ha considerado que se fundamenta en el centro de racionalidad-individualismo-equilibrio. Probablemente, localizar un análisis económico heterodoxo al ver la disipación de la racionalidad de los mecanismos económicos, un principio de la economía neoclásica en la que una organización, individuo o fundación, extiende las posibilidades dentro de un modelo con indecisión. Por su parte, en esta escuela se opta sumergir al sujeto dentro de la sociedad, ver el período acontecido como historia y contribuir el razonamiento particular influenciado por el medio. Igualmente, rechaza todos los fundamentos teóricos sobre las que se ordena la economía neoclásica.