Concepto de Factores Ambientales

Los factores ambientales se refieren a los elementos ambientales que constituyen la interrelación la cual condiciona la dinámica de la vida en la Tierra. Además, es considerado como agentes o acciones naturales, que tienen el potencial para contaminar componentes ambientales de manera individual o hábitat en conjunto.

Factores Ambientales

Existen dos factores ambientales las cuales son: los factores bióticos, que son los seres vivos y también las interacciones entre ellos mismos; y los factores abióticos, se tratan de los elementos que no tienen vida pero que son principales para que los organismos vivos puedan desenvolverse. Dentro de estos últimos factores inciden dos elementos de gran importancia: los químicos y los físicos. Cada uno de estos factores desempeña funciones diferentes, direccionadas siempre en producir las condiciones que fijarán qué organismo vivirá en cierta zona y cuáles son las características que debe poseer para poder permanecer en dicho contexto.


Clasificación de los Factores Ambientales


  • Factores Bióticos

Los factores bióticos abarcan todos aquellos organismos vivos. Este factor también tiene relación con la interacción que se lleva a cabo entre estos seres vivos, además, las implicaciones de convivencia. De acuerdo a, la forma en la que absorben los alimentos, los factores bióticos se dividen en tres tipos, estos son: productores, consumidores y descomponedores.

  • Productores: los seres vivos bióticos productores son los que se caracterizan por ser capaces de producir su materia orgánica fundamentándose en materia inorgánica que se halle en el medio ambiente.
  • Consumidores: a distinción de los organismos productores, los consumidores necesitan obligatoriamente de otros seres vivos para poder condensar sus propios nutrientes. Además, son denominados como organismos heterótrofos.
  • Descomponedores: su función es descomponer materia proporcionada de los organismos muertos.

  • Factores Abióticos

Los factores abióticos son aquellos que no poseen vida y no requieren la interacción con otros seres vivos para vivir. En contraste, los abióticos son los que permiten que los seres vivos puedan desarrollarse y desenvolverse perfectamente.

Estos factores se clasifican en químicos o físicos, según sea su composición y de su conducta también. Son importantes para los seres que viven en la Tierra, conforman el espacio requerido en el que los organismos son idóneos para subsistir y desarrollarse. Los factores abióticos incluyen cuatro elementos significativos: agua, suelo, sol y aire.

  • Factores Físicos

Los factores físicos son una subdivisión de los factores abióticos, dado a que son elementos que no cuentan con vida. En esta categoría pueden distinguirse tres elementos esenciales: la temperatura, la lluvia y la presión atmosférica.

  • Temperatura: el nivel de temperatura en el medio ambiente dado fijará cuáles especies se reproducirán allí.
  • Lluvia: las precipitaciones radican en los seres vivos de diversas maneras. La lluvia al caer en los suelos, ayuda a los procesos de erosión de las rocas, lo que resulta la introducción de minerales en los suelos, por ejemplo.
  • Presión atmosférica: este elemento posee una influencia significativa en la cantidad de oxígeno que existe en el agua.

  • Factores Químicos
Dado a que son elementos no vivos, los factores químicos también forman parte de los factores abióticos. Dentro de esta categoría, se destacan dos de los fundamentales factores químicos: los minerales y la salinidad del agua.
  • Minerales: los factores minerales tienen un papel importante en los suelos, ya que sirven de nutrientes en las plantas.
  • Salinidad del agua: los almacenamientos de sal del agua también intervienen en los organismos que pueden encontrarse en un sitio específico.