Concepto de Alta Presión

La presión arterial es la potencia que lleva a cabo la sangre para empujar contra las barreras de las arterias. Cuando el corazón late, efectúa un bombardeo de sangre hacia las arterias. Lo que hace que la presión arterial sea más alta cuando el corazón late, bombeando la sangre, denominándose presión sistólica. En el momento que el corazón se encuentra en reposo, entre latidos, la presión arterial baja, llamándose presión diastólica.

Alta Presión

Habitualmente, la presión arterial alta no posee síntomas. Por tal razón, la única forma de saber si una persona tiene presión arterial alta es por medio de evaluaciones regulares al acudir al proveedor de atención médica.

La presión arterial se mide por medio del llamado tensiómetro, un mecanismo que permite conocer en cuanto se tiene la presión arterial tanto máxima como mínima, enrollado alrededor del brazo un brazalete inflable, se ocluye la luz de la arteria humeral imposibilitando el paso de la sangre.

  • La presión 120/70 que posee 120 de presión sistólica.
  • La 70 de la denominada presión diastólica.
  • Se aceptan presiones normales, máxima y mínima los rangos comprendidos entre 80/60 mm Hg y 120/70 mm Hg.

La hipertensión arterial (HTA) es el aumento de los niveles de presión arterial de manera continua. Bombea la sangre el corazón efectuando presión sobre las arterias para compartirla por todo el cuerpo humano esta función es llamada presión arterial o sanguínea. La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que se caracteriza por la presión alta y es posible de detectarla rápidamente, pero hay que tratarla a tiempo para no causar dificultades graves. Esta hipertensión crónica es un agente de riesgo para desarrollar enfermedades cerebrovascular, cardiovasculares y renal.

El sistema arterial está constituido por las arterias que son las conducciones que transportan la sangre rica en O2 (sangre arterial) hacia las diferentes partes del organismo. Las arterias se emanan de dos gruesos troncos: las arterias pulmonar y aorta, que aparecen los ventrículos izquierdo y derecho.

La arteria aorta transporta sangre para los órganos del cuerpo, la arteria pulmonar lleva hacia los pulmones sangre pobre en oxígeno (sangre venenosa) con alto contenido de CO2.

Cuando se llega hacer la separación de las arterias principales del corazón suelen subdividirse en arterias colaterales y de esta se desprenden las arteriolas y metarteriolas, las cuales se conectan entre sí y forman redes de vasos llamadas anastomosis.

Causas de la Presión Alta

  • Obesidad.

  • Estrés o ansiedad.

  • Fumar.

  • Padecer diabetes.

  • Consumir mucha cantidad de sal.

  • Alcoholismo.

  • Niveles hormonales.

  • Cantidad de agua y sal que contenga el cuerpo.

  • Antecedentes familiares con hipertensión arterial.

  • El estado del sistema nervioso, los riñones o los vasos sanguíneos.

  • Enfermedad renal crónica.

  • Trastorno de las glándulas suprarrenales.

  • Uso de anticonceptivos orales.

  • Drogadicción.
  • Hipertiroidismo.
  • Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos.
  • Hipertensión en el embarazo o preeclampsia.

    Síntomas de la Presión Alta


    En el mayor de los casos las personas no tienen síntomas, pero en la hipertensión arterial muy alta estos pueden ser los síntomas:
    • Sangrado nasal.
    • Fuerte dolor de cabeza.
    • Nauseas o vómitos.
    • Cambios en la visión.

    Prevención de la Presión Alta

    • Cambios en los hábitos de vida.
    • Prevenir el sobrepeso y la obesidad.
    • Una dieta sana./li>
    • Práctica de ejercicios físicos.

    • No fumar./li>
    • Cuidado con el alcohol.

    Tratamiento de la Presión Alta

    • Mejorar los hábitos de vida.
    • Tratamientos por medio de medicamentos: tipos de calcioantagonistas antihipertensivos, diuréticos, betabloqueantes, inhibidores del sistema renina angiotensina y antagonistas de los receptores de angiotensina.
    • Consulta del cardiólogo.
    • Automedición de la presión arterial.