Concepto de Principios Teóricos Básicos de la ERH

Los principios teóricos básicos de la ERH (Escuela de Relaciones Humanas), surgieron en los Estados Unidos, más o menos cerca de la cuarta década del siglo XX y fueron establecidos mediante el desarrollo de las ciencias sociales, fundamentalmente de la psicología. Consisten esencialmente en una tendencia de rechazo, totalmente contraria a la hipótesis tradicional de la administración, entre los sociólogos que colaboraron con el perfeccionamiento de los criterios de las relaciones humanas están: Elton Mayo como mayor representante, quien encauzó los conocidos Experimentos de Hawthorne, igualmente Mary Parker Follet y el psicólogo Kurt Lewin.

Principios Teóricos Básicos de la ERH

La tesis de las relaciones humanas, normalmente conocida como la escuela humanística de la administración, fue estructurada y presentada de forma muy precisa por Mayo (1880-1949). La propuesta tiene entre sus particularidades más importantes las siguientes: a) enfoca la organización como una asociación de personas, b) hace hincapié en los individuos, c) se apoya en varias técnicas de psicología, d) defiende la habilitación absoluta de autoridad, e) plantea la libertad del trabajador, f) la seguridad e iniciación, g) destaca las relaciones humanas entre los trabajadores, h) el incentivo laboral, i) la dinámica entre los grupos de trabajo y la personal. Cada principio teórico ha intentado desarrollar una nueva ideología administrativa, una innovadora cultura empresarial donde la tecnología y las tácticas de trabajo, conformen las inquietudes más relevantes del gerente.

En una nación democrática como Estados Unidos, tanto los empleados como los sindicatos asumieron y comprendieron a la administración como un recurso perfeccionado que servía para explotar a los trabajadores, beneficiando de esta forma los intereses de los dueños de empresas. Por consiguiente, los juicios de la Escuela de Relaciones Humanas, nacieron del menester de compensar la severa inclinación a la pérdida del carácter humano de todas las faenas, que se suscitó debido a la utilización de procedimientos inflexibles y convenientes, a los cuales todos los jornaleros debían someterse obligatoriamente. En sí, los principios básicos de las relaciones humanas, fueron creados por la exigencia de alcanzar una efectividad absoluta en la productividad, sustentada por un equilibrio laboral entre el trabajador y el patrono, en virtud de las acotaciones que presentaban las teorías tradicional y científica de la administración, que con el propósito de incrementar la rentabilidad de la compañía, terminaron por aprovecharse de los obreros. Por lo tanto, se trató de un movimiento de reacción que se opuso a las antiguas teorías administrativas.

Dichos principios teóricos se constituyeron sobre las bases del análisis de la sumisión del hombre a merced del patrón subyugante, con motivo del avance de un progreso industrializado. George Elton Mayo como precursor de la ERH, consagró sus estudios a la evaluación de las contrariedades humanas, sociales y políticas, provenientes de una educación centrada en la industrialización y en la tecnología.

Cada principio teórico en su profundidad, es resumido por Mayo de la forma siguiente:
  • El trabajo es una tarea específicamente social, el grado de producción está influido mucho más por las disposiciones de los grupos que por los estímulos salariales. La postura del obrero en relación a su labor diaria y las cualidades de la organización a la cual pertenece, son elementos que suelen fortalecer a la productividad.
  • El trabajador no procede como un integrante excluido, sino como un sujeto que conforma una agrupación social.
  • La función principal de la administración, es contar con personas facultadas para comprender y transmitir ideas, también con jefes que sean convincentes y gocen de estimación dentro de la organización.
  • Humanamente, todo individuo es estimulado básicamente por la necesidad de “pertenecer a”, de “ser aceptado” y de obtener un mensaje apropiado. El progreso industrializado, facilita la disgregación de los grupos básicos de la sociedad como: la familia, los informales y religiosos. Por ello, la empresa se debe erigir como una nueva entidad social que conceda un nuevo hogar, para el entendimiento y la seguridad emocional de las personas que la conforman.