Concepto de Procedimiento por Admisión de Hechos

Una mera confesión que es espontánea, lo que significa que el imputado muestra por su propia voluntad y sin que haya recibido ninguna presión hacerse responsable de un hecho punible. En el derecho penal el legislador pretende dar una mayor gracia al procesado a la hora en la que se solicita esa herramienta jurídica, ya sea para que se use en la terminación al procedimiento, logrando los beneficios procesales o resarcibles a la víctima los daños que se ha causado en los delitos de acciones públicas, o en delitos que sean dependiente de la acusación.

Procedimiento por Admisión de Hechos

El código que es usado para el enjuiciamiento criminal, es el predecesor del código orgánico proceso penal creado en 1988, fue como un instrumento jurídico muy nefasto, debido a que ni siquiera mostraba un beneficio procesal, ya que este solamente ostentaba la cesación y de la suspensión de la causa, así como lo explicaba el artículo 310 en donde se indica una vez firme de auto de la detención o el de sometimiento del juicio, no logrando determinar el proceso sino por el sobreseimiento, la sentencia definitiva ya absolutoria o condenatoria, la condicionado en la cesación y la suspensión en meras locuacidades que se basan jurídicamente en la excepciones dilatorias de la ilegitimaciones del persona acusador.

Lo que demostraba que el proceso no se le otorgó ningún tipo de suspensión que es condicional en el proceso yendo por la vía de la admisión de los hechos, siendo que la última no tenía un carácter jurídico y al impuesto únicamente se opte por la confesión y que así se logre conseguir la sentencia condenatoria más rápidamente pero sin beneficio alguno, cuando se elige esta alternativa quien está siendo imputado se encuentra con otra dificultad, porque la confesión no se vuele validad para que se pueda dar una sentencia, ya que aunque la misma allá sido manifestada tenía que ocurrir como el que el cuerpo de delito tuviera plenamente comprobado y que no hubiera ningún indicio o presunción contra el procesado, lo que termina en una odisea jurídica por los caminos que hacía un juicio inevitable.

La entrada de la vigencia del COPP se ilustro al legislador previamente establecido por la suspensión condicional del proceso en los delitos que se les consideraba leves, sobre todo el imputado admita plenamente al hecho que en su totalidad se le está atribuyendo como el artículo 42 del COPP en vía de derogación. Después de esto el parlamentario instituye en el mismo instrumento jurídico de todo el procedimiento por la admisión de los hechos planteado en el artículo 376, indicando el parámetro que se tiene que seguir para el imputado realice la solicitud en el proceso penal, normándola con varias beneficios procesales expidiendo la orden al juez que reduzca la sentencia en un tercio en aquellos delitos donde se vea la violencia contra las personas contra el patrimonio previsto en la ley orgánica de drogas.