Concepto de Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio, son dos conductos delgados (miden de 10 a 12 cm de largo) que salen del útero hasta los ovarios desde ambos lados de la vagina, presentan una abertura; que los enlaza con la cavidad del útero y otro ojal abdominal, por donde entra el óvulo durante la fase de ovulación. Trasladan a los gametocitos que se generan en el ciclo menstrual hasta la región uterina y también señalan el trayecto, para que los espermatozoides puedan fecundar al óvulo; del mismo modo aportan las sustancias necesarias, para la incubación y alimentación del cigoto.

Trompas de Falopio

Dichas estructuras también llamadas oviductos o trompas uterinas, obtuvieron su denominación de Gabrielle Fallopio, un médico italiano que las investigó en el siglo XVI. Conservando un espesor parecido al de un lápiz, sus porciones contienen un tegumento que las envuelve, conformado por células ciliares que facilitan al adecuado traslado del ovocito. Sus bordes se despliegan en forma de delgadas y suaves trencillas o de flecos que se conocen como fimbrias, las cuales están revestidas, igual que la parte interna de las trompas por millones de cilios minúsculos. Estos se mueven rápidamente varias veces por segundo, para dirigir al óvulo durante el proceso de ovulación y lo transportan a través del tubo hacia el útero.

La capa externa es bastante similar a un tejido muy delgado, fino y traslúcido o cristalino, esta fue denominada serosa y además reviste a todas las estructuras centrales del abdomen (trompas, útero, intestinos, etc.). Cuando las trompas de falopio son afectadas, bien sea por una enfermedad (salpingitis) o por algunos otros motivos, las mismas pueden presentar obstrucciones y por consiguiente, aparecen problemas de fertilidad en la mujer que los padece.

Las Trompas de Falopio Presentan las Siguientes Regiones:

  • Infundíbulo: también conocido como porción fímbrica, es la zona más distante de las trompas, la cual termina en una estructura parecida a una mano, donde es comúnmente llamado extremidad ovárica y exhibe una forma de embudo con flequillos. Estos cuentan con la dilatación necesaria para acorazar al ovario cuando es liberado el óvulo, dicha zona se diferencia por parecerse a un cono; el cual tiene un hueco abdominal de 3 mm, circundado por las fimbrias, la más extensa es la ovárica. Todas ellas tienen la función de captar al óvulo en el momento en que este sale del folículo maduro y de guiarlo hacia el interior de la trompa.
  • Ampolla o fracción ampular: es la porción donde se localizan los cilios, que son aquellas extensiones celulares que posibilitan el movimiento de los óvulos y de las células que secretan nutrientes. Puede medir de 4.5 a 6 cm y de acuerdo a la forma en que se acerca al infundíbulo aumenta de tamaño, esta parte es muy grande, llegando a prolongarse por los 2/3 exteriores de la trompa de falopio en su recorrido, aquí se produce la fecundación y contiene partículas ciliadas que colaboran con el traslado del ovocito hasta la matriz uterina.
  • Región ístmica, también llamada istmo: se trata del área de las trompas que tiene mayor dimensión, gracias a ella subsiste el ovocito de forma intratubárica para luego hospedarse dentro del útero. Viene a ser la segunda zona de mayor estrechez en las trompas de falopio y puede medir de 2 a 4 centímetros. Suele abarcar 1/3 interno, el cual suele exhibir una angostura importante y se vuelve mucho más reducido, hasta llegar a la región superficial del útero.
  • Tracto intramural: igualmente denominado porción uterina o intersticial, es la parte que se conecta con los ligamentos uterinos, llega a ser la primera sección más delgada de las trompas y el área que se vincula de manera directa con la cavidad uterina. Puede incluso atravesar la pared uterina, prolongandose hasta 1 cm de largo, finalizando prácticamente en el interior de esta, donde proyecta una abertura de 1 mm.